Luego de la media sanción en Diputados, el Senado convirtió este martes en ley la postergación de las elecciones legislativas que debían celebrarse durante los meses de agosto y octubre del corriente año.

Con la presencia del Ministro del Interior Eduardo "Wado" de Pedro en el recinto -uno de los principales impulsores de la ley- la Cámara Alta brindó 55 votos positivos y 3 negativos y 2 abstenciones al proyecto, y de esta manera las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) pasarán del 8 de agosto hasta el 12 de septiembre, mientras que las Generales, que debían tener lugar el 24 de octubre, se realizarán el 14 de noviembre.

La votación se realizó de manera veloz, dado que como la mayoría de los legisladores habían manifestado públicamente su apoyo a la reglamentación, se optó por no realizar el tradicional debate previo a cada votación.

En sus fundamentos, el expediente plantea que “el aplazamiento de la celebración de los comicios a meses con temperaturas más elevadas permitirá optimizar la ventilación de los locales de votación y la implementación de los protocolos sanitarios”.

"Durante ese lapso de tiempo adicional se continuará avanzando con la masiva campaña de vacunación que lleva adelante el Estado Nacional junto a las veinticuatro jurisdicciones, coadyuvando a un mejor cuidado de la mayor cantidad posible de argentinos y argentinas que deben cumplir con su deber cívico”, agrega la iniciativa.

Cabe destacar que son ocho las provincias que renovarán sus tres bancas -dos por la fuerza con más votos y una por la segunda- en la Cámara de Senadores: Catamarca, Chubut, Córdoba, Corrientes, La Pampa, Mendoza, Santa Fe y Tucumán.

El gobierno del Frente de Todos, que actualmente posee 41 bancas, pondrá en juego 15 durante estas elecciones, vendiéndose de esta manera los mandatos de Anabel Fernández Sagasti, María de los Ángeles Sacnun, Carlos Caserio, Dalmacio Mera, Alfredo Luenzo, Carlos Espínola, José Alperovich y Beatriz Mirkin, entre otros.

Por el lado de Juntos por el Cambio son 8 de 25 las bancas a renovar, ocupadas hasta el momento por  Laura Rodríguez Machado, Pedro Braillard Poccard, Juan Carlos Marino, Julio Cobos, Carlos Reutemann y Silvia Elías de Pérez.

En Diputados, por otro lado, serán 51 sobre 129 y 60 sobre 115 los lugares puestos en juego respectivamente, dándole de esta manera la posibilidad al Frente de Todos de alcanzar el quorum propio en caso de lograr una elección exitosa como la de 2019.