Este jueves, la sesión del Senado estaba a punto de finalizar cuando un micrófono mal cerrado le jugó una mala pasada a Cristina Fernández. Durante la votación que estaba en pleno proceso, se pudo oírla pensando en el postre de su cena.

“¿A qué hora cierra Rapa Nui?”, se escuchó en la voz de la vicepresidenta, amplificada por el sistema de audio del recinto preguntando por la conocida marca de helados y chocolates con locales en varios puntos de Capital Federal.

Tweet de ¿Por qué es tendencia?

Apenas unos segundos antes, Cristina Kirchner les había anunciado a los senadores que estaba abierto el período para que votaran un proyecto sobre participación de mujeres y diversidades en el sector pesquero.

Pero se olvidó de cerrar el micrófono, por lo que se pudo escuchar lo que hablaba, en confianza, con uno de sus asistentes que se había acercado al estrado de la presidencia.