Con este precio del informal, la brecha cambiaria se estaciona en 88%, un nivel todavía alto pero un escalón por debajo del 90% en el que se había movido en los días previos a las PASO.

El dólar mayorista sube cinco centavos y se vende a $ 98,50. En el promedio del Banco central, el dólar minorista llega a $ 104,25, lo que lleva al dólar ahorro a los $ 172, el nivel más alto alcanzado hasta ahora.

El dólar ahorro o solidario incluye en su precio dos recargos: el impuesto PAIS, con una alícuota del 30%, más la retención del 35% a cuenta del impuesto a las Ganancias. 

Tras haberse caído en la primera parte del año, cuando el blue se había desinflado y resultaba más conveniente que el precio al que podría accederse a través del homebanking, las ventas de dólar ahorro empezaron a crecer en los últimos dos meses.

Según datos del Banco Central, en julio, 690.000 personas -un 56% más que en junio- compraron U$S 130 millones a través de mercado de cambios.

El de julio, último dato oficial hasta ahora, marca el nivel más alto de compras desde enero, cuando habían sido 750.000 los argentinos que usaron el cupo de US$ 200 mensuales. En el primer mes del año, las ventas habían sido potenciadas por los viajes al exterior de personas que buscaban vacunarse y por las vacaciones.

Pese al repunte de los últimos meses, la demanda sigue estando muy por debajo de los 5 millones de personas que compraban en agosto pasado, previo al refuerzo del cepo cambiario.

Las restricciones que la semana pasada cumplieron un año dejaron fuera del mercado al 80% de los compradores. Luego la baja del blue hizo el resto y la demanda llegó a caer a 200.000 personas en marzo.

En los últimos dos meses la demanda del dólar ahorro se potenció también por la incertidumbre electoral y el alza de la brecha cambiaria.

A las divisas que destina a los dólares financieros hay que agregar las que el Central vende en el Mercado Unido y Libre de Cambios (MULC) -el lunes se le fueron US$ 90 millones por esta vía- más el pago de deudas y las ventas a importadores.

Hoy las reservas netas -el verdadero poder de fuego del Central- rozan los US$ 6.000 millones. Con pocas chances de engrosarlas en los próximas semanas, se espera que se refuerce el cepo y los controles sobre las importaciones para evitar que las arcas se vacíen antes de fin de año.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!