En el comienzo de la semana el dólar blue sube un peso y cotiza a $ 180. Con este arranque inaugura una semana en la que la tensión cambiaria volverá a estar presente en medio de los esfuerzos del Gobierno por controlar a los dólares alternativos y reducir la brecha por debajo del 80%. A la vez, los papeles argentinos se hunden en medio de la incertidumbre de los mercados globales que retroceden ante el avance de la variante Delta de Covid. 

El viernes pasado el blue ya había llegado a $ 180, pero retrocedió sobre el final de la jornada y terminó en $ 179. Con esta cotización el informal es el dólar más caro del mercado y le saca 12 pesos de ventaja al dólar ahorro, que hoy llega a $ 168.

El dólar blue aumentó 11 pesos en lo que va de julio. Con estos precios la brecha cambiaria con respecto al tipo de cambio mayorista, que hoy cotiza a $ 96,30, se amplía al 87%.

La presión también se siente sobre los dólares financieros. El contado con liqui, que permite sacar divisas el país, sube 2,8%, a $ 170,8. Mientras que el dólar MEP que se puede adquirir en la bolsa porteña, avanza 1,1%, a $ 167,3.

El dólar mayorista sube 9 centavos, a $ 96,31. ​De este modo consolida su rol de ancla inflacionaria: en lo que va del mes aumenta apenas 0,6% y en el año acumula un alza de 14,5%, contra una inflación que prácticamente lo duplica y roza el 29% en siete meses.

A través del Banco Central el Gobierno lanzó hace una semana un combo de medidas para restringir la cantidad de operaciones que pueden hacer semanalmente las empresas en el contado con liqui. Esto le permite a la autoridad monetaria gastar menos dólares en controlar los movimientos de este mercado.

La intención del Gobierno es evitar que el CCL se consolide por encima de los $ 170, para que a la vez sirva como ancla al blue y así frenarlo para que no trepe más allá de los $ 180. Pero en medio de la incertidumbre ante un segundo semestre en el que habrá menor ingreso de dólares por parte de los exportadores y más gastos por la pandemia y la campaña electoral, las presiones sobre el dólar se mantienen.

Con los nuevos controles ganó peso la cotización alternativa del contado con liqui. Se trata del SENEBI, un mercado que funciona entre privados y donde el Central no interviene, lo que hace que al negociar el precio comprando y vendiendo acciones argentinas, la cotización ya roce los $ 175.

Se hunden las acciones

Para los papeles argentinos la semana arrancó con el pie izquierdo. El Merval cae 2,6%. Todo el panel central tiene resultados negativos, liderados por Cresud que baja 5%.

En Wall Street, las acciones argentinas siguen la trayectoria que marca el Dow Jones, que cede 2% en medio del temor del mercado ante el avance de la variante Delta del Covid. En el caso de las ADR las bajas se amplifican: la caída del 2% marca el piso para todo el panel, que en papeles como IRSA y Corporación América alcanzan un retroceso del 5%.

En este clima el riesgo país, el indicador de JP Morgan que marca la sobre tasa que debería pagar Argentina por endeudarse, sube 1,3% y vuelve a ubicarse por encima de los 1600 puntos básicos. A media mañana el índice llega a 1608 puntos.