"Hoy anunciamos la extensión del cierre de fronteras, el cual se prolongará hasta el próximo 25 de julio", dijo el gobierno en su cuenta de Twitter.

La medida, que iba a terminar esta semana, fue renovada como precaución ante los efectos que pueda tener la cepa originaria de la India, que ingresó al país a fines de junio ocasionando una decena de contagios y el temor a que se incrementen.

La medida restrictiva impide que los extranjeros no residentes puedan ingresar al país y sólo permite los viajes de chilenos y extranjeros residentes en algunos casos específicos, como medidas humanitarias, traslados esenciales para el país y necesidades de salud.

Además, se permite el ingreso de camiones por frontera terrestre cuyo cargamento es esencial para el abastecimiento del país, reseñaron medios locales y la agencia de noticias Sputnik.

Chile acumula 1.587.478 contagios y 33.877 decesos desde el inicio de la pandemia, según los últimos datos oficiales.