RAWSON (ADNSUR) – Este miércoles se hizo la apertura de investigación por nuevas denuncias por “vejaciones y severidades ilegales” contra los tres policías imputados en Gastre. Por tal motivo, una comisión del Ministerio Público Fiscal encabezada por el fiscal Jorge Bugueño, se entrevistó con víctimas y testigos del caso, y se sumó una nueva denuncia. A la vez, en Gan Gan también se entrevistaron con damnificados que no habían denunciado. En el marco de la recorrida, mantuvieron reuniones en los Juzgados de Paz, Hospitales y comisarías de ambas localidades. La apertura de investigación tendrá un plazo de seis meses para determinar si se acusa para elevar la causa a juicio oral y público.

Este miércoles se realizó la apertura formal de la investigación que lleva adelante el fiscal Bugueño, tras una causa iniciada de oficio por hechos que involucran a policías de Gastre, imputados de golpear a un menor y a dos vecinos.

El primer hecho ocurrió “el 13 de agosto de 2016, siendo la 1 horas aproximadamente, en momentos en que un menor (17) caminaba frente a la Escuela N° 30 de la localidad de Gastre y fue demorado por los empleados policiales Emanuel Pailacura y Ezequiel Hincalef, quienes lo trasladaron a la comisaría, dentro de la cual le dieron golpes de puño en el estómago y la espalda. Posteriormente, siendo las 2.00 horas, el menor fue entregado a su progenitora”, informó el Ministerio Público Fiscal.

El segundo hecho que se pide investigar ocurrió el 30 de septiembre de 2016, siendo víctimas Omar Cayupan y Pablo Cáceres. Ambos viajaban a bordo de una camioneta Toyota Hilux, y fueron interceptados por empleados policiales, quienes los golpearon y los llevaron detenidos. La golpiza continuó en la comisaría, donde incluso les tiraron gas pimienta.

“Tras la intervención médica, ambos damnificados fueron trasladados a la comisaría. En determinado momento, Nahuelcheo le da a Pablo Cáceres un golpe de puño en el estómago, y es ubicado en una sala contigua al calabozo, donde junto a Pailacura y Huincalef le empiezan a pegar piñas y patadas en todo el cuerpo, amenazándolo en todo momento de que “lo iban a cagar matando””, según se informó.

VEJACIONES Y SEVERIDADES ILEGALES

La Fiscalía los imputa en orden a los delitos de “vejaciones en concurso real con severidades ilegales”, en carácter de coautores. En la audiencia, la jueza Patricia Reyes hizo lugar a la apertura de investigación, que tendrá un plazo de seis meses para determinar si se acusa para elevar la causa a juicio oral y público.