Una deuda por el alquiler de una casa terminó de manera violenta en Río Gallegos. El inquilino no quiso pagar y además golpeó a la pareja que le reclamó por el dinero. El agresor finalmente fue detenido. 

Tras la agresión, la policía se dirigió a la vivienda, sobre la calle La Paz al 500. Allí, una mujer de 63 años les confirmó que había discutido con su inquilino, un hombre de 39, quien de repente habría ingresado a su casa sin su autorización aplicándole algunos golpes de puño en el rostro, y de igual manera intentó lo mismo con familiares de la mujer.

Tal como informaron medios santacruceños, los efectivos llamaron a la puerta de la casa donde vive el supuesto agresor, hasta que salió el hombre junto a una mujer.

El hombre se encontraba muy enojado, pero lograron reducirlo y finalmente quedó detenido a disposición del Juzgado de Instrucción Nº 1.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!