COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Luego de haberse dictado un cuarto intermedio a fines del año pasado, el presente miércoles continuó la  audiencia preliminar en relación al robo agravado al “Locutorio Alcorta”, ocurrido el 19 de septiembre de 2020, que tiene como imputados a Santiago Ferrin, Diego Acosta y a Nicolás Méndez.  El juez penal resolvió mantener la prisión preventiva que vienen cumpliendo los imputados Ferrin y Acosta y el arresto domiciliario de Méndez por 6 meses, o hasta la finalización del debate, lo que ocurra primero.

La defensa de Ferrin, en un primer momento, “rechazó la acusación y planteó su sobreseimiento” ya que a su entender “no surge del video que haya sido el coautor del hecho”, “ni el uso de un arma de fuego” en el hecho. Concluyendo que “no existen elementos suficientes para sindicar a mi asistido como autor”.

La fiscal Rubio, en contraposición, sostuvo que “la falta de elementos de convicción se determinará en el debate” y que “las pruebas son más que suficientes para elevar la causa a juicio”. Asegurando que “el proyectil pasó por el arma de fuego secuestrada en el allanamiento”.

Requirió la acusadora pública que “se rechace el pedido de sobreseimiento de Ferrin y se continúe con el ofrecimiento de prueba”. Finalmente el juez no hizo lugar a la solicitud de sobreseimiento de Ferrin, rechazando las objeciones de la defensora y asegurando que la fiscalía “tiene un caso probatoriamente consistente”.

Respecto de a medida de coerción, la fiscal argumentó que no han variado los extremos ya analizados en el proceso, existen elementos de convicción suficientes para tener a los imputados como probables coautores y partícipes en el hecho. Consideró que "existen también los riesgos procesales de fuga y entorpecimiento del proceso", por lo que solicitó que se mantenga la prisión preventiva de Ferrin y Acosta; y el arresto domiciliario de Méndez hasta el juicio.

Las tres defensas no plantearon contradicción a dicha medida, pero solicitaron que se respete el plazo establecido por el Código Procesal para la realización del juicio.

Para concluir, el juez penal resolvió mantener la prisión preventiva que vienen cumpliendo los imputados Ferrin y Acosta y el arresto domiciliario de Méndez por 6 meses, o hasta la finalización del debate, lo que ocurra primero.

Presidió la audiencia preliminar Mariano Nicosia, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hicieron presentes Andrea Rubio, fiscal general y Cristian Olazabal, procurador de fiscalía; en tanto que la defensa de Acosta fue ejercida por Lucía Pettinari, defensora pública; la de Ferrin por Alicia Dramesino y la de Méndez por Guillermo Iglesias, abogados particulares de los mismos. También se encontraban presentes en una sala de la Oficina Judicial las víctimas en el proceso.

EL HECHO

El hecho investigado aconteció el pasado 9 de septiembre de 2020, siendo las 09:15 hs. aproximadamente cuando Diego Ferrin y Santiago Acosta arribaron a la calle Malvinas, a bordo del vehículo Fiat Fiorino, con logo “La Ronda”, el cual estacionaron. Descendieron del vehículo por la puerta del acompañante y se dirigieron caminando hasta el local comercial “Locutorio Alcorta”, en Figueroa Alcorta y Malvinas, de esta ciudad e ingresaron al local, lugar donde se encontraba atendiendo la víctima. Se dirigieron hacia el sector de la caja registradora y luego Acosta se alejó de ese sector para dirigirse hacia donde se encuentran las heladeras de donde sustrajo dos botellas de cerveza marca Patagonia; mientras Ferrin se dirigió hacia la parte trasera del mostrador, posicionándose al lado de la víctima, donde extrajo de su campera una arma de fuego tipo pistola marca Bersa, calibre 9 mm y le manifestó “dame toda la plata o si no te voy a tirar en la cabeza”, cargando en ese momento el arma de fuego, cayendo al suelo un cartucho a bala punta encamisada de calibre 9mm. Ante ello la damnificada le indicó donde se encontraba el dinero, el cual sustrajo Ferrin y se lo colocó en uno de sus bolsillos, retirándose ambos del lugar con las dos botellas de cerveza marca Patagonia y una importante cantidad de dinero en efectivo, dándose a la fuga en el vehículo. 


Tanto para la comisión del hecho como para los momentos posteriores del mismo, Ferrin y Acosta tuvieron la cooperación esencial de Nicolás Méndez, quien les aporto la información del comercio damnificado, les facilitó su arma y el vehículo que esa mañana tenía a su cargo, elementos esenciales para la comisión del hecho; participación que se extendió en el reparto del botín obtenido; toda vez que en el allanamiento practicado el mismo día 19 de septiembre de 2020 en el domicilio donde reside Nicolás Méndez, sito en calle Catamarca, se procedió a la detención de Ferrin y Acosta, encontrándose presente Méndez, hallándose parte del dinero sustraído, en los bolsillos de Ferrin, de Acosta y de Méndez. En dicho domicilio también se secuestró el vehículo Fiat Fiorino oculto en el patio de la vivienda, hallándose en su interior, un cargador de 9 mm, marca Bersa color negro, conteniendo 4 cartuchos a bala, las prendas de vestir utilizada en el hecho por Ferrin y asimismo se secuestró, en uno de los dormitorios de la planta alta dos armas de fuego, siendo una de ella una la pistola marca Bersa calibre 9 mm, de la cual Nicolás Méndez es legítimo usuario.

El hecho fue calificado jurídicamente el mismo como “robo agravado por el uso de arma de fuego”, en calidad de “coautores” para Ferrin y Acosta; y de “partícipe necesario” para Méndez. Con una pretensión punitiva de 10 años de prisión para cada uno de los tres acusados.