ESQUEL (ADNSUR) - Este jueves se realizó la audiencia de control de detención a los dos individuos detenidos este miércoles por haber baleado durante la madrugada a un efectivo policial que intentó detenerlos cuando circulaban fuera del horario permitido. El policía fue internado con un impacto de bala en el omóplato izquierdo. 

En la audiencia, el juez Martín O’Connor declaró legal la detención, abierta la investigación y dispuso la prisión preventiva de ambos imputados, y este viernes habrá audiencia de revisión.

La Fiscalía solicitó la prisión preventiva de ambos por un plazo de 40 días para preservar la investigación. Las defensas se opusieron, cuestionando el accionar policial, refiriendo que hubo excesos y requiriendo la implementación de medidas alternativas. 

El juez entendió necesaria la prisión preventiva por ambos peligros procesales. Señaló que de la conducta demostrada en el hecho, se desprende que los imputados no están dispuestos a acatar voluntariamente órdenes de la autoridad. “Al darse a la fuga el automóvil, motivó un disparo con arma antitumulto al aire”, repasó el juez.  Tomó en cuenta los dos disparos y la gravedad del primero de ellos que impactó a la altura de una zona vital del cuerpo de la víctima.

También descartó el magistrado que hubiera algún elemento que de cuenta de un accionar en legítima defensa. “Es un hecho grave, con una pena en expectativa alta, el hecho objetivado revela una actitud desaprensiva frente a los mandatos de la autoridad”, detalló.

La Fiscalía había solicitado el mismo plazo de prisión preventiva para ambos imputados, sin embargo el juez diferenció la situación de quién fue imputado como partícipe, imponiendo a su respecto siete días de prisión preventiva.

El hecho

Ocurrió el miércoles a las 2:15 hs. en Tecka el 3 de febrero, 2:15 hs, personal policial realizaba un patrullaje preventivo cuando vio un vehículo con dos personas en su interior, circulando con música a todo volumen y sin luces. Les indicó que vayan a su domicilio pero estos no hicieron caso. Quince minutos después los volvieron a encontrar circulando en otro sector, en las mismas condiciones. El policía hizo señal de luces, descendió del automóvil, al ver que aumentaban la velocidad, realizó un disparo al aire con la escopeta antitumulto. Uno de los sujetos le dijo “querés bala, vas a tener bala”.

Según el relato, siguieron circulando, descendieron con un arma, a 50 mts del personal policial. Uno de los imputados usó el arma de fuego para disparar hacia el policía al menos dos veces. El primer tiro impactó en el cristal de la ventanilla, luego en el omóplato izquierdo del damnificado, quién debió ser trasladado al hospital. Inmediatamente después se dieron a la fuga, escondiendo el otro imputado el arma calibre 22 con mira telescópica.

El hecho fue calificado como tentativa de homicidio agravado por ser cometido contra un funcionario de las fuerzas policiales en ejercicio de sus funciones, en concurso con portación de arma de fuego.  A uno de los imputados se le atribuye autoría y al otro participación.