La fiscal María Laura Blanco manifestó que "la mayoría de los golpes fueron en las piernas" y explicó que las lesiones se clasificaron como "leves" porque "no pusieron en riesgo su vida". 

Para la fiscal, el agresor de Lorena Paredes "no habría querido matarla"

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – La fiscal María Laura Blanco se refirió, en una entrevista a La Cien Punto Uno, al caso  de violencia de género denunciado por Lorena Paredes, la joven golpeada con un fierro por su expareja. En este sentido, explicó que el acusado quedó en libertad porque “cuando las lesiones tienen un tiempo de curación deben clasificarse como leves, porque no corren riesgo de vida y presuntamente no tendrá secuelas". Sostuvo que “más allá del golpe en la cabeza, eso no implicó fractura y la mayoría de los golpes fueron en las piernas por lo que es difícil que haya querido matarla”. Mirá el video de ADNSURTeVé

La fiscal aclaró que "a futuro se sigue evaluando y en caso de secuelas o consecuencias, la calificación puede cambiar”.

Ante la repercusión que tuvo la decisión de no dictar la prisión preventiva para el acusado de golpear con un fierro a Lorena Paredes, la fiscal aclaró que “lo que ocurrió es que tomé conocimiento del hecho un poco tarde. Se realizó un allanamiento, ordené que se solicite una autorización para allanar y se preserve el lugar. Ya era tarde, pero lo que ordené fue que a los efectos de preservar aunque sea tarde, se coloque una consigna en el lugar en caso de que la persona sospechada se retire, por las posibilidades de que se lleve evidencia”.

"Se hizo por la mañana, durante la noche el señor salió del domicilio y la policía lo detuvo. En ese momento la mujer estaba internada y no teníamos tanto conocimiento del estado de salud”, remarcó.

Además, recordó en La Cien Punto Uno que “la persona quedó detenida el miércoles, hicimos el control de detención el jueves y ese día tuvimos la denuncia de la víctima, información concreta sobre el estado de salud, consultamos sobre el tipo de lesiones y eran coincidentes que se trataban de lesiones leves”.

E indicó que “cuando las lesiones tienen un tiempo de curación deben clasificarse como leves, porque no corren riesgo de vida y presuntamente no tendrá secuelas".

Aclaró que "a futuro se sigue evaluando y en caso de secuelas o consecuencias, la calificación puede cambiar. Pero no es una apreciación del hecho, que fue brutal", enfatizó.

En comparación con la causa que involucra a Emanuel Mardones, consideró que “en esa oportunidad solicité la prisión preventiva porque claramente podía afirmar que estaba ante una tentativa de homicidio donde mantuvimos una clasificación de homicidio y el imputado estuvo preso desde el inicio al comienzo del juicio”.

Para la fiscal, el agresor de Lorena Paredes "no habría querido matarla"

Dicho hecho ocurrió el “10 de agosto del año pasado, hay que hacer un análisis muy detallado de las circunstancias del hecho y no podemos livianamente imputar delitos graves si no tenemos otros elementos más allá del relato de la víctima”.

Agregó que “pudiendo haber realizado cualquier otra acción, la golpeó en las piernas”.

Blanco sostuvo que el golpe en la cabeza, “fue el golpe inicial y si él hubiera tenido intenciones de matarla, la hubiera seguido golpeando en la cabeza" o le habría producido "otras lesiones” pero "la golpeó en lugares que no son plausibles de muerte”.

A su vez, la fiscal indicó que Paredes “tenía pérdidas de sangre pero se nos informó que no tenía relación con los golpes. Pregunté si era posible algún tipo de hemorragia, y como nos dijeron que era vaginal, podía ser por golpes en zona baja del abdomen pero ella no tuvo golpes ahí”.

“La ley nos dice que no podemos pedir una prisión preventiva sino no avizoramos el cumplimiento efectivo”, indicó. Y planteó que se trata de una “calificación de lesiones leves agravada por la relación de pareja y por mediar violencia de género”.

La fiscal aseguró que “ante el menor incumplimeinto como enviar un mensaje de texto a la víctima, inmediatamente se pasa a prisión preventiva”.

Agregó que “hay una confusión" y que "al menos, lo que surge de las denuncias que contamos con fiscalía y con una ampliación de la denuncia, es que según ella, él se habría acercado al hospital pero previo a la detención. Desde que se impuso la medida, no hubo incumplimiento”.

“Nada justifica lo que ocurrió pero tenemos distintos elementos a analizar”, sostuvo y agregó que “hay que entender que la manera de condenar a una persona e investigar un hecho y lograr un resultado, la prisión preventiva no es la única solución, sino cuando la ley lo permite y no es el caso. Yo estoy aplicando la ley”.

Blanco planteó que “se han tomado muchas medidas de protección a la víctima para evitar un femicidio, tomamos muchas medidas, no solo la prohibición de acercamiento sino el trabajo permanente con la Comisaría de la Mujer”.

Por último afirmó que “la prisión preventiva no es la única solución sino que es la última. Ante un incumplimeinto desde ya que se analizaría y por ahora no tengo noticias. Pedimos la medida pero la jueza consideró que no hay peligro de fuga”.

FEMICIDIO

En la causa por femicidio que tiene como imputado a Emanuel Mardones, la fiscal Blanco indicó que “la próxima semana será veredicto por el caso” y remarcó que se buscará que “se lo declare autor penalmente responsable por homicidio en grado de tentativa agravado”.

“El 16 de octubre a las 11 horas van a dar el veredicto donde solicitamos que se declare al autor penalmente responsable de varios delitos, entre los cuales está el delito agravado contra su pareja y uso de arma en grado de tentativa de femicidio”, remarcó.