COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – En horas de la mañana del viernes se desarrolló en los tribunales del barrio Roca la audiencia solicitada por la Fiscalía respecto al coimputado Mauro Cárdenas que el jueves fue beneficiado con una medida de arresto domiciliario. El funcionario de Fiscalía solicitó se revoque dicha medida y se dicte la prisión preventiva hasta el día que vence el plazo de investigación, en tanto que la defensa pidió que se confirme la decisión del juez Caviglia, es decir su arresto domiciliario. Finalmente, el tribunal resolvió ratificar la resolución de su par Caviglia y mantener la prisión domiciliaria de Cárdenas.

El tribunal de revisión estuvo compuesto por Alejandro Soñis y Raquel Tassello, jueces penales; por el Ministerio público fiscal se hizo presente Cristian Olazabal, funcionario de fiscalía; en tanto que la defensa de cárdenas fue ejercida por Alejandro Fuentes, abogado particular.

El funcionario de Fiscalía solicitó se revise la decisión de Caviglia de otorgar la prisión domiciliaria al imputado Cárdenas. “La concesión de esta medida no conjura los peligros procesales de fuga y entorpecimiento”. La resolución no fue lógica y pone en peligro el proceso de investigación que lleva adelante la fiscalía, argumentó.

Los hechos investigados ocurren la mañana del 10 de marzo, aproximadamente a las 4.00 hs. el primero, cuando la primera víctima circulaba con su vehículo, es obligado a detenerse momentos en que arriban al lugar los dos imputados Cárdenas y Garbarino. Piden por radio el dominio del automóvil, se bajan y solicitan los papeles del automotor refriendo ser de la Brigada de Investigaciones. Le informan a la víctima que el vehículo tenía pedido de secuestro y que si quería llevárselo debía pagar. Al verse intimidado la víctima entrega el dinero que poseía y antes de retirarse los imputados le refieren “no vayas a la Fiscalía a hacer la denuncia porque no me cuesta nada encapucharme y hacerte cagar”.

El segundo hecho acontece el mismo día, pero a las 6.00 hs. aproximadamente, cuando la segunda víctima es interceptada por ambos imputados. Esta vez lo hacen detener y se bajan Garbarino y Cárdenas portando bastones extensibles. También dice pertenecer a la Brigada de Investigaciones y que le iban a secuestrar el vehículo. Como no tenía el dinero suficiente que le exigía uno de ellos se sube a su vehículo y lo acompañan hasta el cajero automático para que retire dinero. En el viaje le aplican descarga eléctrica con una picana. Cuando ingresa al cajero a retirar dinero da aviso a unos testigos que casualmente se encontraban allí, para que informen a la autoridad de lo sucedido. Luego les entrega el dinero y se dirige a hacer la denuncia.

Los hechos se calificaron provisoriamente como “extorsión en concurso real con robo agravado por el uso de arma”, en calidad de coautores para ambos.

Mencionó Olazabal la existencia del peligro de fuga, por las características graves de los hechos y la pena que se espera como resultado del procedimiento. Hechos sumamente graves y cometidos con violencia física. Los imputados se valieron del atributo que les concedió el Estado Municipal e hicieron un uso indebido de ello. También simularon pertenecer a la Brigada de Investigaciones. El Ministerio Público Fiscal se mantiene en su plataforma fáctica y su calificación legal. Respecto de la alarma social que no debe ser tenida en cuenta para el dictado de una prisión preventiva, la fiscalía no la ha invocado en sus argumentos. La única medida para evitar los peligros procesales es la prisión preventiva, solicitando se revoque la prisión domiciliaria de Cárdenas y se dicte su preventiva hasta que venza el plazo de investigación, concluyó.

En contraposición, el defensor requirió se confirme el fallo de Caviglia y se rechace la pretensión de la Fiscalía. “Mi asistido no va a eludir la acción de la justicia y el peligro de fuga no basta solo con la expectativa de pena. La única prueba es el reconocimiento de personas negativo para Cárdenas”, dijo mencionando el Habeas Corpus presentado y que fue puesto en aislamiento, como también que las cárceles no son para castigos. Fuentes también se refirió “al escrache mediático que le han pegado a mi asistido” va en contra del peligro de fuga. Todo el mundo ha visto su foto, y no se podría escapar, razonó.

Finalmente, el tribunal resolvió en forma unánime ratificar la resolución tomada por el juez Caviglia y confirmar el arresto domiciliario de Cárdenas. Analizaron para ello si la resolución tomada por Caviglia estuvo ajustada a derecho y correctamente fundada. Asimismo consideraron que existen en el caso los peligros de fuga y entorpecimiento e indicios de presencia y participación de los imputados en los hechos, como lo sostiene el funcionario de fiscalía. No coincidieron con el defensor en que Cárdenas “es un perejil”, sino que “está imputado en dos hechos muy graves”. Tampoco coincidieron con Caviglia en las condiciones carcelarias, para morigerar esta situación se realizó una audiencia de Habeas Corpus y fue rechazado.