COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – En la madrugada del domingo se confirmó la muerte de un hombre mayor de edad que había ingresado al Hospital Regional, luego de ser encontrado con heridas en un asentamiento del barrio Stella Maris.

Todo comenzó en la noche del sábado, cuando en la zona costera de la calle Juan B. Justo e Yrigoyen,  detrás del salón de La Proveeduría se halló a un joven de 20 años que presentaba dos impactos de arma de fuego en su pierna derecha. Según relató,  un hombre llegó hasta allí y sin mediar palabras, le efectuó un disparo con un arma de fuego y se negó a realizar la denuncia. Fue trasladado al hospital donde lo examinaron y le dieron el alta.

Horas más tarde, durante los trabajos de investigación, se encontró en la misma zona a una persona mayor de edad que presentaba un corte en la frente, quien fue trasladado por el personal médico del 107 al Hospital Regional.

“Cuando se realizaba una inspección ocular por el hecho ocurrido en la mañana, personal encuentra a una persona mayor de edad, identificado como Héctor Lincoman tirado en el suelo con herida sangrante en el rostro”, explicó Cristian Olazabal, funcionario de fiscalía de Comodoro.

Asimismo, indicó que debido a la gravedad de las heridas llamaron al 107 y “él dijo que se había golpeado y los médicos indican que al vendarle las curaciones habría indicado que lo habían golpeado”.

Fue trasladado al hospital para las primeras curaciones pero se confirmó que tenía edema cerebral que  complicaba su evolución clínica, y este domingo a la madrugada murió. “Se comenzó a activar protocolo para realizar la autopsia y determinar cuál fue la causa de la muerte”, manifestó Olazabal.

“La caratula es muerte dudosa sobre circunstancias de determinación de muerte, hasta que contemos con el informe de autopsia que determine si fue una muerte violenta”, agregó en diálogo con La Cien Punto Uno.