Alejandro Buchieri es un docente de 35 años. El miércoles pasado salió a probar un gomón en aguas del Cabo Domingo, en la ciudad de Río Grande. Hasta la costa llegó con su pareja, Andrea, que se quedó en la orilla esperándolo.

Según la familia de Buchieri, que llegó desde Córdoba, no tenía demasiada experiencia en embarcaciones y por eso ponen en duda la decisión de "ir a probarlo en un lugar donde el mar no está en las mejores condiciones". Creen que el docente fue “inducido” por su esposa a ir a probar el bote. La pareja se había reconciliado recientemente tras una ruidosa separación, que incluyó veladas denuncias por la desaparición de bienes personales.

La Justicia hasta ahora comprobó que ambos estuvieron en la costa del Cabo Domingo el día y la hora en que el hombre desapareció.

Pero hay un detalle que le llama la atención a la Justicia y a los familiares: no fue la esposa la que avisó a la policía sobre la desaparición. La mujer menciona que se dio cuenta que no veía en el agua a su esposo y le avisó a unas personas que estaban en el lugar  quienes se trasladaron hasta la ruta donde había personal de transporte realizando un operativo, y fueron éstos los que llamaron al 101 de emergencias. Para ese momentos, valiosísimos minutos se habían perdido.

Con información de Clarín

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!