Por el homicidio de José Luis Martínez, ocurrido el 12 de agosto de 2012, este jueves se realizó por videoconferencia la audiencia de control de la prisión preventiva al condenado, Daniel Jaramillo, detenido en la Alcaldía Policial de Trelew.

La funcionaria de fiscalía pidió que se mantenga la prisión preventiva que cumple Jaramillo hasta que la sentencia quede firme, ya que se encuentra vigente el peligro de fuga. Jaramillo fue condenado el 26 de agosto de 2020, luego del debate oral y público a la pena de 10 años y 8 meses de prisión por un tribunal colegiado, como autor del homicidio de José Luis Martínez.

La defensa impugnó dicha condena ante la Cámara Penal local y el 14 de noviembre de 2020, los jueces de Cámara confirmaron la sentencia de primera instancia en todas sus partes, por lo cual la causa adquirió el doble conforme. Luego la defensa presentó la impugnación extraordinaria del caso ante la Sala Penal del Superior Tribunal de justicia provincial, la cual fue rechazada. La causa seguidamente fue elevada al Superior Tribunal de Justicia.

La Sala Penal del Superior Tribunal de Justicia realizó audiencia el pasado 15 de junio en relación a la queja presentada por la defensa, por denegación del recurso extraordinario, y elevación en consulta; se procedió al sorteo del orden de emisión de votos.

La representante de la fiscalía detalló que Jaramillo estuvo prófugo de la Justicia por 7 años, desde el día del hecho, 12 de agosto de 2012, hasta el control de detención, el pasado 3 de octubre de 2019, por lo que solicitó mantener la prisión preventiva hasta que la sentencia adquiera calidad de cosa juzgada.

El tribunal de control resolvió mantener la prisión preventiva que pesa sobre Jaramillo hasta el 19 de febrero de 2022, o hasta que la sentencia pase en calidad de cosa juzgada, lo que ocurra primero. 

El tribunal estuvo compuesto por los jueces penales Raquel Tassello y Jorge Odorisio; el Ministerio Público Fiscal representado por Patricia Rivas, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de Jaramillo fue ejercida por María de los Ángeles Garro, defensora pública.

El homicidio de José Luis Martínez

El hecho ocurrió el 12 de agosto de 2.012 sobre las 06:00 horas, cuando  José Luis Martínez circulaba en su Renault 19 junto a su hijo Gustavo Martínez, quien se encontraba sentado en el asiento delantero del acompañante, y tres testigos amigos de éste último, sentados en la parte de atrás. Los mismos fueron interceptados sobre Avenida Rivadavia cuando circulaban en dirección este/oeste pasando la intersección por calle Los Robles por un auto Toyota Corolla cuyo conductor,  Daniel Ariel Jaramillo, le efectuó al menos un disparo con un arma de fuego provocándole lesiones a Gabriel Martínez en la zona abdominal, y la rotura del vidrio del acompañante del rodado.

Martínez siguió al vehículo por avenida Rivadavia hasta pasar calle Martín Fierro y colisionarlo en su parte trasera, provocando que Jaramillo perdiera el control del auto,  frenando a la altura 2.900, como así también José Luis Martínez, quien perdió el control de su auto y chocó contra una palma de luz a la altura 3.119, quedando detenidos en el lugar.

Inmediatamente, José Luís Martínez bajó del auto y se dirigió hacia atrás, lugar donde se encontraba el Toyota conducido por Daniel “Oso” Jaramillo, quien desde el interior efectuó un disparo de arma de fuego contra la humanidad de José Luís Martínez, el cual ingresó en la región del tórax (parte izquierda) lesionando arteria aorta y salió en la región lumbar derecha, de adelante hacia atrás y de arriba hacia abajo, provocando su muerte más tarde en el Hospital Regional por ‘paro cardio-respiratorio traumático provocado por un shock hemorrágico, debido a la lesión de la aorta provocada por paso de proyectil de arma de fuego’”.