Este lunes, en horas de la madrugada, dos policías que se encontraban vestidos de civil y a bordo de un automóvil Ford Focus gris, intentaron abusar de una mujer que se encontraba parada en una esquina y según ellos, pensaron que se trataba de una trabajadora sexual. 

La joven estaba esperando a su esposo mientras cargaba nafta en la estación de servicio ubicada en Aristóbulo del Valle y Presidente Roca en la zona del Puente Negro. Cuando el hombre advirtió la situación de la que era víctima su mujer, reaccionó contra los dos desconocidos. Estos se bajaron del auto, primero lo amenazaron y después lo golpearon.

En ese momento llegaron dos efectivos en un patrullero de la Policía Comunitaria que intervinieron en el asunto, y arrestaron preventivamente a los dos agresores. Cuando estos fueron identificados resultó que eran dos policías en actividad con jerarquía de suboficiales, de 31 y 26 años, a los que les secuestraron sus armas reglamentarias, y una pistola marca Bersa calibre 9 milímetros con 15 balas y el automóvil Ford modelo Focus gris en el que se movilizaban.

Al lugar también llegaron en apoyo efectivos del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), que los esposaron y posteriormente lo trasladaron y alojaron en una dependencia policial.

Hay imágenes de cámaras de seguridad públicas y privadas ubicadas en esa esquina.

Dos policías intentaron abusar de una mujer y le pegaron al marido: están presos

Tras el peritaje de criminalística, informaron la novedad sobre la ocurrencia del violento episodio con los policías en actividad detenidos a la Jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía de Santa Fe, y estos hicieron lo propio con la fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Rosana Marcolín, que por la situación funcional de los dos hombres fue derivado al fiscal de Delitos Complejos, Ezequiel Hernández, que ordenó que se hiciera cargo de las primeras actuaciones la división Judicial, sobre la base de los delitos cometidos por los agentes, "amenazas calificadas y lesiones dolosas".

Además, a los dos hombres los sometieron a análisis de alcoholemia y narcolemia. Asimismo, se ordenó el secuestro de las imágenes de las cámaras de seguridad públicas que existen en la zona del denominado Puente Negro y también las privadas de la propia estación de servicio.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!