El encargado de un local de chipas en Corrientes citó a una joven mujer de 18 años que estaba en busca de trabajo a una "jornada de prueba·» y al final del día la golpeó y abusó sexualmente de ella

E. Romero, encargado del lugar, le dijo que iba a estar a prueba ese día para ver su desenvolvimiento en el puesto. Al final de la jornada la llamó para limpiar una pieza en el fondo del lugar y allí la atacó.

El hecho ocurrió en un local ubicado sobre ruta 5, a unos 400 metros de la conocida rotonda de ingreso a la capital correntina.

Según sostuvo la víctima, el encargado le había comunicado que ese mismo día comenzaría a trabajar “a prueba”. El cuñado de la joven la acompañó hasta el local para asegurarse de que no se trata de una oferta laboral fraudulenta. Cuando se cercioró de que no había nada sospechoso, la dejó y se fue.

La joven explicó que la entrevista comenzó con “normalidad”: el dueño del espacio le explicó como sería el trabajo y qué tenía que hacer. Sin embargo, en un momento le pidió que vaya a limpiar algo a la parte posterior del comercio y la encerró con llave, ella le dijo que se quería ir y le respondió: “Qué feo tu primer día de trabajo porque tu encargado va a abusar de vos”.

Según contó su hermana, el hombre la encerró en el lugar, la agarró del pelo, la golpeó y luego comenzó a desvestirla. "La obligó a que le practique sexo oral y y luego hubo acceso carnal... Después de esto, la dejó en libertad, tras casi dos horas de encierro", contó Nancy, hermana de la víctima.

La joven convenció al abusador de liberarla luego de decirle que afuera la estaban esperando. Gracias ello pudo salir y volver a su hogar.

"Me tocó hasta donde no pudo. Me pegó. Me hizo hacer cosas que no quería. Yo sólo fui a buscar trabajo. Me encerró en el local. Me mandó a lavar lo que ocupamos, y me hizo pasar un infierno. Pensé en callarme, en que quede todo así. Pero gracias a Dios tengo personas a mi alrededor que están en las buenas y en las malas", escribió la víctima en su red social.

La víctima no le contó nada a su familia hasta el otro día cuando no pudo contener la angustia y se lo confesó. Su padre y hermano fueron al local a buscar al abusador y casi lo "linchan" antes de que llegara la Policía.

Romero fue arrestado y alojado en la comisaría 22 del barrio Ponce, a espera que la Justicia se expida sobre su situación.

La joven estaba en busca de trabajo hace ya un tiempo cuando recurrió ante esta propuesta de atención al cliente en una chipería. "Soñaba con trabajar y estudiar una profesión. Se esperanzó con haber conseguido su primer empleo, pero este miserable arruinó esos sueños", relató a Diario Época, Nancy, su hermana.

Con informaciòn de Misiones Online / Diario Época / Crónica

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!