Personal del basural de Dolavon encontró una caja con huesos humanos, avisó a la Policía y ahora los investigadores de Conicet-Cenpat tratan de determinar su origen. Los restos desperdigados serían de al menos tres personas. 

Según pudo averiguar ADNSUR, la Policía Centífica no había intervenido en el caso este martes y la pista más firme apunta a que serían restos de esqueletos de uso científico. Por el momento, no hay ningún indicio que lleve a suponer que pudo haber ocurrido un homicidio.

Los huesos humanos hallados serían tres cráneos, dos fémures y una tibia, según pudieron reconstruir  los policías que estuvieron en el lugar. Habría en total 13 piezas cuyo origen aún es un misterio.

El enigmático hallazgo ocurrió el lunes sobre las 13:30 horas. Lo descubrieron trabajadores que estaban realizando movimientos del suelo con una máquina excavandora en una cantera. 

La caja que contenía los huesos tenía una inscripción que decía: "Donativos Escuela 55 de Treorky", según publicó Radio 3. Ésta es la pista más firme que tienen los investigadores para dar con el origen de este hallazgo,

En principio, todo lleva a pensar que se trataría de material educativo o de investigación centífica, que habrían descartado en el basura, aunque por estas horas no hay nada concreto.

Los científicos del CENPAT de Puerto Madryn arrojarán mayores precisiones cuando hagan los estudios correspondientes.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!