Personal de la cartera provincial de Ambiente tomó muestras del agua del río Chubut y los canales del Valle en Rawson y Dolavon para determinar si es apta para riego por aspersión, anticipándose a eventuales heladas que podrían complicar la producción de cerezas.

Los controles fueron realizados por pedido de los productores. En cercanías a Dolavon se tomaron muestras de agua en los canales de drenaje para realizar análisis fisicoquímicos y microbiológicos.

Con estos estudios, se busca caracterizar el agua para que sea evaluada como alternativa para el riego por aspersión, en vistas a la prevención de heladas que pudieran afectar los cultivos de cerezas.

A partir de los valores detectados y su análisis, se recomendó consultar con un especialista en agronomía para evaluar el tipo de riego y su posible aplicación en este formato de producción específica.

Personal de la cartera de Ambiente tomó muestras del agua del río Chubut. Foto: Gobierno del Chubut
Personal de la cartera de Ambiente tomó muestras del agua del río Chubut. Foto: Gobierno del Chubut

En Rawson se tomaron muestras en la zona de “El Elsa” para determinar el área de influencia, que es cuando el río ingresa en el mar, o cuando por marea alta es el mar el que ingresa en el río.

El primer lugar donde se efectuó la toma fue en la costa del mar, donde la salinidad siempre es alta; luego tres kilómetros hacia adentro sobre el río y finalmente en la Cooperativa de Rawson, donde se toman los parámetros de conductividad y temperatura in situ.

Los resultados de los análisis realizados quedarán registrados en el Sistema Provincial de Información Ambiental (S.P.I.A), desde donde los municipios y organismos que forman parte de la gestión ambiental pueden consultarlos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!