COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) Casi un kilo de cocaína fue secuestrado poco antes del mediodía del viernes en la intersección de las avenidas Hipólito Yrigoyen y Polonia. Ocurrió a las 11:20 de la mañana y lo llevó a cabo personal de la División Policial de Investigaciones -DPI- que, realizando tareas de pesquisas y seguimientos, procedió a identificar al conductor de una camioneta Ford Explorer dominio CIW 720.

No es la primera vez que los trabajos que realizan por separado tanto la ex Brigada de Investigaciones a cargo del comisario Andrés García y subcomisario Pablo Lobos, se entrecruzan con el de Drogas Peligrosas y leyes especiales a cargo del comisario Julián Vilches y subcomisario Andrés Ávila. Es que muchos graves delitos que ocurren en la ciudad en algunas ocasiones tienen estrecho contacto con gente vinculada al narcotráfico. Y algo de eso sucedió poco antes del mediodía de ayer viernes cuando los de la DPI quisieron identificar al conductor de la Ford Explorer y a simple vista divisaron en el asiento del acompañante un paquete de importantes dimensiones, conteniendo una sustancia blancuzca, por lo que ante la sospecha que se trataba de una sustancia prohibida y reprimida por la Ley 23.737, se le dio intervención a la División de Drogas peligrosas.

Efectivos, mediante la utilización de reactivos químicos y ante la presencia de dos testigos civiles y personal policial de la Seccional Tercera confirmaron la sospecha: habían 998 gramos de cocaína y se valúa en el mercado en uno 15 mil dólares, es decir casi un millón de pesos.

Intervino el juez Norberto Bellver y también con el secretario penal del Juzgado Federal de primera instancia a cargo de la dra. Eva Parcio de Seleme, informó Diario Crónica. Por haber investigaciones en curso ya sea de la División Policial de Investigaciones como de Drogas peligrosas, no trascendió la identidad del conductor de la camioneta, aunque probablemente en las próximas horas surjan otras novedades al respecto.