El pasado 12 de julio, efectivos policiales encontraron - en una serie de allanamientos- una nueva pista en medio de la búsqueda de Marcela López en Río Gallegos. Se trata de un hueso que tiene vestigios de haber sido quemado.

Los restos fueron encontrados en el patio trasero de la casa de José Luis Balado, la última pareja de la mujer que es intensamente buscada por la Justicia y la Policía. Según detalló La Opinión Austral, se trataba de un maxilar inferior que fue encontrado por los canes de Marcos Herrero, un adiestrador conocido a nivel nacional.

El día siguiente, la jueza Valeria López Lestón ordenó allanar las propiedades de Balado. En una chacra ubicada a la vera de la ruta provincial Nº 53, los canes señalaron otro resto óseo envuelto en una tela dentro de una casilla. Una semana atrás, la Justicia de Río Gallegos ordenó cuatro allanamientos en domicilios de la expareja de la desaparecida de 51 años.

Marcela López Frey fue vista por última vez el 22 de mayo pasado en la zona de la costanera de la capital santacruceña, y su búsqueda, por tierra, cielo y agua, se extendió hasta Río Chico, Punta Loyola y Güer Aike.

Desaparición de Marcela López: analizarán los huesos hallados en la casa de su expareja

EL PERITAJE

Finalmente este viernes, la incertidumbre podría ser despejada. El caso suma un nuevo escenario, ésta vez se trata de un edificio del Poder Judicial de Santa Cruz, emplazado en la calle Pellegrini al 400.

Se trata del Laboratorio Regional Forense, lugar donde se encuentran los restos óseos y otras muestras del caso. Hasta allí llegarán los abogados Jorge Trevotich, por la querella, y Hugo Ortiz y Roberto Leserovich como abogados de Balado, y los peritos de parte aportados.

El procedimiento quedará a cargo de Adrián Acuña, profesional que quedó a cargo durante el receso invernal. Fuentes judiciales consultadas indicaron que el mismo mostrará los restos a los peritos para que opinen qué tipo de hueso es, de qué zona y si efectivamente es humano o no.