Padres de chicos que asisten a un jardín de infantes del partido de San Fernando, provincia de Buenos Aires, acusaron a un docente por el abuso sexual de seis nenes y nenas que asisten al establecimiento educativo.

Los denunciantes ya hicieron la presentación penal ante una fiscalía de San Isidro, mientras esperan respuestas de parte de las autoridades del Jardín San José, ubicado en Victoria y que depende de La Pequeña Obra de la Divina providencia del Instituto Don Orione.

“Nos enteramos por los grupos de WhatsApp de los padres. Tenemos el nombre y apellido del autor y sabemos dónde vive. Es terrible la situación: se las llevó a las nenas en un Zoom; a otro nene se lo llevaron al baño. La denuncia formal fue radicada en la fiscalía. En Cámara Gesell se hizo una evaluación psicológica y se confirmó que el abuso existió”, reveló una fuente consultada, según publica La Nación.

Familiares de los chicos explicaron que las presuntas víctimas concurren a las salitas de tres, cuatro y cinco años. Además cuestionaron duramente que las autoridades del jardín ya sabían sobre estas denuncias desde el miércoles pasado, pero “hasta el domingo no se les informó nada al resto de los padres”.

En este sentido, los parientes de los nenes señalaron: “El maestro abusador siguió yendo y dando clase hasta el viernes, inclusive, como si nada hubiera pasado. El revuelo se armó justo el Día del Niño. En principio hablaron tres niñas y después aparecieron más casos, son un montón. Les tocaron sus partes íntimas, los nenes empezaron con pesadillas y hoy están con asistencia psicológica”.

Tras el escándalo desatado, un escrache contra el supuesto pedófilo se viralizó a través de las redes sociales. Este martes por la mañana los padres de los alumnos del Jardín San José se juntaron en la puerta del lugar, donde mostraron carteles de repudio para protestar por las gravísimas denuncias.

Una de las personas que se manifestó en el lugar afirmó: “El psicólogo infantil de la comisaría dictaminó que el abuso fue efectuado. Los chicos están con pesadillas y con asistencia psicológica, el escrache se hizo hoy a la mañana y salieron las autoridades a dar la cara: agacharon la cabeza y dijeron ‘nosotros actuamos según el protocolo’, pero no dieron ningún justificativo. Vino la policía, hicieron la inspección y volvieron a mandar a los nenes adentro; es una vergüenza que el jardín siga abierto”.

Por su parte, las autoridades del jardín de infantes emitieron un comunicado dirigido a la comunidad educativa, a través del cual se informó que tomaron la determinación de separar preventivamente al docente acusado.

“Ante la reciente denuncia recibida por parte de una familia de la comunidad educativa sobre un hecho sumamente delicado que habría acaecido en nuestra Institución, de forma inmediata se procedió a activar el protocolo vigente para situaciones conflictivas”, indica el texto.

Sumado a lo anterior, en el documento se pone de manifiesto que, como primera medida, “se dio intervención a la autoridad competente y se procedió a resguardar a las personas en cuestión”, para a continuación decidirse “la separación de forma preventiva del docente de su cargo en la institución”.

Por último, en el parte enviado a los medios se afirma que “siguiendo con el procedimiento vigente, las autoridades y/o docentes de la institución se pondrán a disposición de la Justicia dentro de los plazos legales”.