Este miércoles encontraron el cuerpo sin vida de José Fernando Bustos Vega, de 54 años en una casa abandonada del departamento de San Martín, informaron fuentes policiales. La víctima ya fue identificada y tenía dos denuncias por abuso sexual en su contra.

Según informó Los Andes, a partir de un llamado al 911 notificaron que habían hallado un cadáver en una vivienda ubicada en ruta 50 y Catalejos, en el distrito de Ingeniero Giagnoni.

A partir de la comunicación, efectivos policiales arribaron al lugar y encontraron el cuerpo a unos 150 metros de una bodega de la zona.

IMAGEN ILUSTRATIVA - ARCHIVO / LOS ANDES
IMAGEN ILUSTRATIVA - ARCHIVO / LOS ANDES

Según informaron las fuentes, el fallecido estaba boca abajo cubierto con varias prendas de vestir. Asimismo, tenía un “elemento en el interior de la cavidad anal”. Es decir que había sido empalado.

En la descripción brindada por la fuentes, detallaron que el cuerpo tenía uno de sus brazos separado del cuerpo y la parte superior del cráneo comida por animales carroñeros.

Sobre los antecedentes y la sospecha de venganza

Después de las primeras averiguaciones, los investigadores pudieron determinar la identidad de la víctima y descubrieron que era un hombre con antecedentes por abusos sexuales.

José Fernando Bustos Vega, de 54 años, había sido denunciado por abuso sexual agravado en octubre del 2016 y abuso sexual simple en diciembre del año pasado.

Según trascendió, por estas horas los expertos se sospechan que se ha tratado de un crimen de venganza.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!