Altamirano informó que “en este pueblo pasan cosas y queda todo tapado”. El asesinato “pasó el 9 de noviembre a las 8 de la mañana cuando la policía viene a avisarme que mi hija estaba muerta. Me acerque a la policía para saber qué pasó”.

Sin embargo, “ellos no sabían nada, nos dijeron muchas versiones pero no tienen seguridad de nada. Primero me dijeron que fue un hombre de un sindicato, después me dieron otra versión”, cuestionó la madre.

Recordó que su hija falleció por “una sola puñalada. La versión que llega a mí de parte de gente que no quiere dar su nombre por miedo, es que mi hija murió a las 3.30 horas y a la persona le dieron tiempo de que se escapara. Después de que se fue lejos y sacaran a toda la gente del bar, recién llamaron a la ambulancia”, denunció.

Además, cuestionó que “primero me dijeron que falleció en el hospital y los médicos luego le dicen que llegó en ese estado”.

“Ya busqué al abogado y la fiscal no tiene nada de nada. Cuando en diarios nombran a una persona pero a mí no me dieron ni dijeron nada. En los medios sale que buscan una 4x4 donde se fugó la persona que asesinó a mi hija”, indicó. Y agregó que “los testigos tienen miedo y ni siquiera quieren usar el celular. Se acercan a mi casa a decir que vieron cosas”.