COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Gabriela Moratinos, hija del ex automovilista que denunció haber sido agredido por un funcionario del Hospital Regional, brindó detalles de lo ocurrido el martes en la puerta de su vivienda y reiteró su reclamo de una “disculpa pública” por parte del director asociado del nosocomio, Raúl Henny, a quien acusa de haberle pegado “cintazos” a su padre luego de que éste le reclamara que se encontraba mal estacionado en el garaje de su casa. La mujer dijo que su padre “no se alcanzó a sacar ni los lentes y se cubría la cara para evitar los cintazos con la hebilla”. Aseguró que en Facebook –donde se difundió el hecho en una primera instancia- “hay comentarios de que es agresivo en la Universidad, en el Hospital. Hay gente que pide que sigamos porque lo quieren sacar”.

“Por mí que no lo saquen de ningún lado pero sí que ponga los pies en la tierra y tenga humildad y trate a la gente como debe y que sirva en un lugar público y que a nosotros nos llame y pida disculpas. A la sociedad entera le debe una disculpa”, remarcó Gabriela.

Dijo que la situación con el estacionamiento en lugares prohibidos “la vivimos a diario porque estamos rodeados de jardines y colegios que no dejan ni un solo metro cuadrado para estacionamiento ni de su propio personal, que ocupa las cuadras de alrededor”.

Aclaró que “yo no llamé a ningún medio; todos vinieron a mi casa porque mi papá es conocido, una persona de bien y cuando se enteraron de que le pegaron cintazos a la vista de todos los chicos de la escuela se preocuparon”.

Relató que cuando el denunciado “estaba estacionado le crucé el auto para que no se moviera; mi papá le dijo que se iba a quedar ahí hasta que viniera la policía. Se bajó, se sacó el cinco y le pegó en medio de la calle delante de todos”.

Aseguró que “los medios se presentaron espontáneamente. Mi papá tiene 72 años y no tiene intención de hacer ninguna denuncia a pesar de las cosas horribles que se hablan en Facebook. Me gusta que la gente nos haya apoyado pero no nos vamos a dejar llevar por todo lo que dice Facebook”.

Por eso reiteró: “le pedimos a la gente que insista con una disculpa pública”. Se trata de una persona “pública y si no cualquiera con un cargo político se cree con impunidad de pegarte y arruinarte la cara. Ellos se deben a la sociedad. Tienen que ser el ejemplo de respeto”.