ESQUEL (ADNSUR) - Un individuo de 35 años herido con un arma blanca internado en la Unidad de Terapia Intensiva de Esquel, otro herido en la cabeza al ser atacado con una botella y tres mujeres lesionados, fue el saldo de un confuso episodio registrado, en la madrugada de ayer, en una vivienda del barrio Badén 2 de esa ciudad.

El sangriento hecho, que es investigado por la Policía local, tendría que ver por cuestiones pasionales o de índole sexual dentro del marco de una cena familiar, cuando presuntamente, un sujeto salió en defensa de su hermana ante su padrastro, quien ante la actitud del primero, le asestó una puñalada en el pecho.

Según destaca Jornada, el agresor recibió un botellazo en su cabeza y a partir de allí se generó una gresca entre las tres mujeres presentes en la reunión, quienes sufrieron lesiones de divesa consideración aunque de carácter leve al atacarse entre ellas.

El suceso se produjo alrededor de las 2,30 de ayer en una casa del barrio Badén 2 de Esquel en el transcurso de un encuentro en donde se hallaban hermanos, madre y la pareja de ésta, quién habría sido el principal protagonista de la pelea tanto en el origen como en la agresiòn.