Entre los fallecidos hay tres niños de uno, dos y seis años, y restan identificar a otras cinco víctimas, indicó la Policía de Cochabamba.

El accidente ocurrió cuando el autobús de transporte público que llevaba 33 pasajeros se precipitó a un barranco de unos 400 metros a la altura de la localidad de Keraya, a 50 kilómetros de la capital de la región, precisó la agencia de noticias AFP.

Las personas heridas "fueron trasladadas a hospitales cercanos en ambulancias y vehículos particulares”, agregó la policía.

Cayó un colectivo a un precipicio en Bolivia: murieron 23 personas y hay 13 heridos

"Pisé el freno y no había freno", dijo el conductor del ómnibus, cuya esposa murió en el accidente, sobre la causa del vuelco.

De acuerdo con la policía, se están investigando las causas del accidente mientras se esperan los resultados definitivos del laboratorio para comprobar si el conductor había ingerido alcohol.

En julio de este año, 34 personas murieron cuando un autobús cayó a un precipicio en circunstancias similares y en marzo, 21 personas fallecieron en otro accidente del mismo tipo.

En tanto, las autoridades precisaron que el mal estado de las carreteras y el cansancio de los conductores, que a veces trabajan largas jornadas sin descanso y en algunos casos consumen alcohol, se sitúan entre las causas de estos accidentes de circulación en Bolivia.