"Había rumores sobre los de la Premier, que no podían jugar el partido, pero nos hubieran avisado cuando llegamos a Brasil y no hacíamos tanto quilombo para cancelar el partido. Era simple. Nos hubiesen avisado antes", remarcó.

Desde lo deportivo, Dibu lamentó el momento en que llegó este bochorno: "Es una lástima porque íbamos a ganar. Estábamos con confianza, el equipo estaba bien". En tanto, sobre cómo vivieron esos minutos de incertidumbre los jugadores, el arquero de la Selección relató: "No entendíamos nada. Nos quedamos media hora a ver si salíamos a jugar o entrar en calor de vuelta, y después de los 30 ó 40 minutos nos dijeron que nos teníamos que ir".

"Existía la posibilidad de que nos dejaran a los cuatro chicos de Inglaterra por 14 días ahí, pero Chiqui (Tapia) nos ayudó, nos bancó en todas y dijo 'nos vamos todos' y nos fuimos todos. Agradecerle a él y a los chicos que nos bancaron siempre", contó Dibu.

Y agregó: "El Aston Villa no entendía las regulaciones de Brasil y por qué pasó. No es algo que el mundo esperaba ver. Era algo para disfrutar y no para hacer un papelón".