A ocho años de la madrugada del 18 de enero de 2015 en la que Alberto Nisman apareció muerto en el baño de su departamento del edificio Le Parc de Puerto Madero, la causa que investiga la muerte del fiscal no conoce de veredictos.

Con cinco imputados y caratulada como homicidio, la investigación que lleva adelante el fiscal Eduardo Taiano avanza lentamente y por las sombras. En los últimos meses, declararon decenas de espías bajo secreto y dejaron una única certeza: la causa está llena de contradicciones.

Mientras la muerte del fiscal cumple su octavo aniversario, los agentes y exagentes de inteligencia continúan declarando. A fines de noviembre reapareció en la causa el exespía Antonio Stiuso, declaró por cuarta vez y apuntó contra tres personas: el senador del Frente de Todos y exjefe de la AFI, Oscar Parrilli; el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena; y el exjefe del Ejército César Milani.

La fiscalía también sospecha de un posible vínculo de servicios de inteligencia del exterior con capacidad operativa en la Argentina por la explosión de llamados que hubo en las cercanías de Le Parc ese fin de semana.

A ocho años de la muerte del fiscal Alberto Nisman ¿Cómo está la investigación?

La investigación de la Justicia: cómo fue la muerte de Alberto Nisman

El informe que realizó en 2017 la junta interdisciplinaria de Gendarmería Nacional asegura que a Nisman lo asesinaron entre dos personas en la noche del 17 al 18 de enero de 2015, en su departamento del edificio Le Parc. Los asesinos ingresaron a su departamento, lo golpearon, lo redujeron y lo obligaron a ingerir ketamina.

Una persona lo sostenía por detrás, con una de las rodillas tocando el piso, mientras la otra llevó el arma hacia su cabeza y le disparó. El tirador dejó el arma en el piso, detrás del cuello del fiscal, y se retiró del baño para no pisar la sangre. El cómplice, que lo tenía tomado de las axilas, lo depositó en el piso y lo acomodó, concluyeron los expertos tras analizar las manchas de sangre.

Las conclusiones de ese análisis discreparon de los resultados de una junta criminalística anterior, a cargo de la Policía Federal, que en junio de 2015 había dicho que Nisman estaba solo y de pie cuando se disparó de frente al espejo.

A ocho años de la muerte del fiscal Alberto Nisman ¿Cómo está la investigación?

Tanto el fiscal Eduardo Taiano, que lideró la investigación, como el juez Julián Ercolini, que lleva la causa, concluyeron en que no había contradicción entre ambos informes, sino que la Gendarmería, con una mirada integral, había llegado más lejos, señaló TN.

Otra de las claves que destierra la hipótesis del suicidio es que Nisman no tenía espasmo cadavérico, que es una posición rígida en la que quedan las manos de una persona cuando se dispara a sí misma. La conclusión que sacó la junta interdisciplinaria es que el fiscal agonizó antes de morir.

Todo el peritaje llegó a manos del juez federal Julián Ercolini, que consideró que a Nisman lo mataron. “En pocas palabras, a Nisman lo habrían matado con el arma de Diego Lagomarsino, que fue la última persona que ingresó al departamento del fiscal”.

A su vez, el fallo del Juzgado Federal 10 también considera que se trató de instalar la idea de que Alberto Nisman se había suicidado, “por razones diversas vinculadas con la coyuntura y la vida pública en nuestro país”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!