COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La redacción del decreto 488/2020 implica, tal como ya anticipó ADNSUR, algunas consecuencias no previstas para la aplicación de la norma, que al hacerse efectiva desde el momento de su publicación en el Boletín Oficial de la Nación –y no en forma retroactiva al primero de mayo- significa que el nuevo precio sólo impactará favorablemente en poco más de un tercio de la liquidación del mes en curso. El mayor recupero podría verse en julio, aunque aun seguiría lejos de los valores previos a la crisis.

En efecto, el artículo primero de la normativa sostiene que el precio de referencia para el mercado interno tendrá vigencia “a partir de la publicación del presente decreto”, que está fechado el 19 de mayo último. De este modo, la liquidación a practicarse el próximo 15 de junio sólo comprenderá a los 12 de días de producción transcurridos desde la vigencia del decreto y hasta el próximo 31 de mayo.

La otra consideración de importancia, ya anticipada por analistas a esta agencia, se vincula a que el precio de 45 dólares se establece para el crudo tipo Medanito, es decir el que se produce en la provincia de Neuquén. A partir de allí se estipulan penalidades por calidad, de similar modo al que ocurrió históricamente, en un rango que llevó al tipo Escalante a cotizar en alrededor de 5 dólares por debajo del crudo neuquino.

La excepción a esa regla general se dio en los meses previos a la pandemia, cuando por razones vinculadas al mercado internacional el crudo Escalante llegó a cotizar por encima del Medanito, pero en el nuevo contexto esa situación cambia substancialmente, sobre todo teniendo en cuenta que los precios de referencia del barril criollo sirven solamente para el mercado interno.

Por eso en ámbitos oficiales del sector hidrocarburífero se mantiene la cautela respecto del modo en que comenzará a reflejarse, en clave positiva, la normativa que estipula los nuevos precios. Es que buena parte de la liquidación de este mes se mantendrá todavía sobre precios internacionales, con un porcentaje de producción cercano al 40 por ciento que fue hacia mercados de exportación, que en algunos casos se ubicaron entre 9 y 10 dólares por debajo del precio del crudo tipo Brent.

Además de los precios bajos de la primera quincena de mayo, se añade una inevitable merma de producción, que se estima en el 2 por ciento para el mes de mayo, en comparación a lo producido en enero último.

Estimaciones extraoficiales dan cuenta de que la recaudación de mayo volvería a ubicarse cercana a la de abril es decir entre 17 y 20 millones de dólares. Muy lejos de los 32 millones de dólares de enero de este año.