El Verde cayó ante Quilmes por 94–71 en su tercer juego en condición de visitante. El equipo comodorense no tuvo reacción ante un elenco local que tuvo gran capacidad colectiva para cerrar los caminos ofensivos y defender de manera firme las avanzadas. Ahora deberá enfrentar a Argentino de Junín para regresar a casa con una alegría.

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Luego de tres victorias consecutivas, Gimnasia y Esgrima cayó por segunda vez en condición de visitante y ahora deberá ganar en Junín para volver a Comodoro con una alegría y volver a la senda de la victoria. Quilmes venció al Verde por 94 a 71. En el inicio del juego ambos equipos se mostraron erráticos, pero el Verde logró adelantarse con un gran comienzo de Lewis y Camacho Vargas que guiaron a su equipo a jugar en el poste bajo (2-9).

Bianchelli solicitó un tiempo muerto que hizo reaccionar a sus dirigidos, que de la mano de Tantos, Bolivar y Ortiz lograron un parcial de 13-0 (15-9) dejando inmóvil a la visita. Un triple de Vega rompió la arremetida del Cervecero pero su avanzada no se detuvo por su poderío ofensivo. Además, logró ajustar su defensa para cortarle el camino hacia el aro de Gimnasia. De este modo, el cuarto cerró en 25-16.

En el segundo cuarto el Tricolor comenzó a cometer errores que los comodorenses quisieron aprovechar para evitar quedarse atrás en el marcador. Rivero anotó un triple y se esperanzaba con la recuperación. Sin embargo, Mencia y Buendía no fueron efectivos y Quilmes aprovechó para mantener la diferencia pese a bajar la intensidad de su juego.

TERMINÁ DE LEER LA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ

Gimnasia no pudo levantar cabeza ante Quilmes