El 29 de marzo de 2017 inició el desastre climático en la ciudad del viento. Centenares de familias perdieron todo y tuvieron que comenzar una vida nueva. Al ver el horror que estaba viviendo Comodoro, un futbolista que jugaba en la otra punta del país pidió ayuda para ayudar a los demás. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA