En la introducción de la nota oficial, el organismo apuntó que “fue detectada una considerable cantidad de pruebas de PCR fraudulentas, de personas acreditadas tanto en la tribuna argentina como en la tribuna brasileña.

Estas personas no podrán ingresar al estadio”, situación que fue anunciada por varios de los hinchas que desde ayer hacen fila en el Maracanazinho, estadio contiguo al mítico templo del fútbol carioca, para retirar una de las entradas de protocolo.

Desde que ayer se anunció que el Municipio de Río de Janeiro habilitó la ocupación del 10% de la capacidad total del Maracaná, los fanáticos comenzaron a formar largas filas para hacerse de uno de los tickets de cortesía.

Claro que los hinchas aspirantes a conseguir una entrada debían presentar un test PCR negativo para acreditar que no están contagiados de coronavirus, lo cual a muchos les resultó imposible debido a los tiempos. El estudio que más rápido arroja los resultados demanda ocho horas de espera a partir del testeo y es el que se hace en un laboratorio privado, con valor de 450 reales, unos 8200 pesos argentinos.

El comunicado

La Conmebol informa que fue detectada una considerable cantidad de pruebas de PCR fraudulentas, de personas acreditadas tanto en la tribuna argentina como en la tribuna brasileña. Estas personas no podrán ingresar al estadio.

La Conmebol asegura que los controles para el ingreso a la final de la CONMEBOL Copa América serán extremadamente rigurosos, así como la aplicación de los protocolos sanitarios y las medidas de prevención.

Todos los asistentes deberán presentar la prueba de laboratorio con resultado negativo para poder acceder. No se hará ninguna clase de excepción. Se recomienda portar en todo momento el resultado impreso en papel para una mejor verificación y evitar contratiempos.

La CONMEBOL analiza la posibilidad de aumentar los controles en caso de necesidad