Fue un 9 de diciembre de 2011 cuando, Santa y Bárbara, pasó de la sala de ensayo a debutar arriba de un escenario. El resto es historia, de esas que alegran y enorgullecen contar, por parte de sus integrantes y del público que las acompaña.

En una entrevista exclusiva para ADNSUR, Aurora Padin, la cantante, se remontó a 12 años atrás para recordar los inicios de una banda que sin darse cuenta, compartió gran parte de sus vidas en un proyecto musical, que se convirtió en un "cable a tierra" para quienes la conforman, y quizás allí esté un poco el secreto del tiempo que llevan juntos.

"En 2009 nos encontramos en el cumpleaños de una amiga, y todas estábamos empezando a hacer algo de música, pero ninguna era estudiante, todas amateur y muy de hobbie. Yo estaba haciendo coros en otra banda, y decía 'que lindo sería armar una banda de chicas', queríamos hacer algo diferente", expresó la guitarrista y cantante.

Una gran inspiradora fue Marina Mayorga, ella estaba en una banda que se llamaba Entrepiernas, "no la alcancé a escuchar porque era muy chiquita, pero sí alcancé a conocer a esa Marina baterista que fue la musa para poder hacer esto", valoró Padin.

Santa y Bárbara en su debut el 9 de diciembre de 2011 en Malaespina.
Santa y Bárbara en su debut el 9 de diciembre de 2011 en Malaespina.

La voz actual de la banda, reconoció que para su debut, el grupo tuvo el apoyo de dos madrinas, una amiga, Moira Lola, y la mamá de Tati Trigo, baterista de aquella primera formación, junto a Poni Rojas en el bajo, Aurora en guitarra y voz, Cecilia Vogliano en la voz, y Sabrina Cusolito en coros. A la que luego se sumó Taty Mardones en guitarra eléctrica.También en el bajo participaron Ale Mansilla y Juan Domine.

Santa y Bárbara cumplió 10 años de unión, libertad y música patagónica

- ¿Por qué el nombre "Santa y Bárbara"?

- Yo estaba haciendo una obra de teatro. Mi compañera decía cada dos por tres 'ay Santa Bárbara bendita', cada vez que sonaba un trueno y yo por dentro decía 'está bueno, suena lindo'. En un momento queríamos llamar a la banda  "Santa Cecilia", por la patrona de la música, y después decidimos que no, porque quedaba muy religioso. Quedó Santa y Bárbara, como representación de dos opuestos, que no lo son tanto. Algo "bárbaro" puede ser algo medio salvaje, o también algo espectacular.

Aunque no se encasillan en un género musical en particular, pueden vincularse al indie, folk, rock. "Algo suave, pero también tenemos temas bluseros, sin mucho maquillaje, estilo unplugged", indicó la cantante.

Participaron en dos oportunidades de "Proyecto Aventón", una producción organizada por Armos Moreno, un hombre que difunde música de la Patagonia hace más de 20 años. Allí grabaron "Místico", uno de sus primeros temas. Y también formaron parte del disco Enviciados, una producción que fue tributo a los 113 Vicios. 

En la pandemia no pudieron juntarse a ensayar, en un contexto donde muchos grupos de artistas tuvieron que definir cómo seguían. "Nosotros pudimos grabar tres canciones, fue un logro muy grande, conseguimos darle difusión en radios nacionales, en un ránking argentino de canciones, y estuvo muy bueno. Fue una prueba, y también nos largó a hacer cosas individuales", recordó la artista.

SANTA Y BÁRBARA - Santa y Bárbara

Festejos de los 10 años

El pasado miércoles 8 de diciembre, Santa y Bárbara realizó un recital en el Sótano Pub, con la presencia de Josefina Amado como artista invitada y la participación de las mujeres que formaron parte a lo largo del tiempo del conjunto musical, en un emotivo y festivo encuentro.

En la actualidad, la banda está conformada por Tati Trigo en batería, Alan Cayuñan en bajo, Taty Mardones en guitarra, Cecilia Vogliano en voz y Aurora Padín en guitarra y voz.

El próximo domingo 19 de diciembre, celebrarán nuevamente su trayectoria en una segunda fecha en el Centro Cultural de Rada Tilly, y contarán con la presencia de  Alakrán Márquez, y Dani Díaz. Será a partir de las 21 horas, con entrada libre y gratuita. 

Santa y Bárbara cumplió 10 años de unión, libertad y música patagónica

La cantante de la banda, sostiene que después de diez años de formar parte de Santa Bárbara, cree que se mantienen unidos por ser "un cable a tierra, un lugar en el que encuentran amistad y libertad completa". 

"Es un espacio de resistencia, no es tan fácil teniendo familia, que encuentres el espacio para tocar, viajar, grabar, lleva mucho tiempo. Cuando empezamos era algo mucho más parecido a un hobbie, no nos imaginábamos el trabajo que implica hacer canciones. Hay que estudiar y aprender un montón. En los momentos difíciles decís, ¿ qué vas a hacer con todo esto que le dedicaste tanto esfuerzo? No lo vas a dejar ahí. Se armó una linda amistad, en donde nosotras tenemos esa libertad", expresó Aurora.

"Quiero destacar el esfuerzo de las personas que hacen a lo under o lo cultural desde las sombras, hay muchos que producen, que graban, espero que todos encuentren su espacio y el reconocimiento. Hay muchísimos músicos buenos en Comodoro. Que les podamos dar el lugar, más allá de los gustos, que prevalezca el respeto de la trayectoria. Agradezco la difusión de ustedes, y el aguante de la gente que nos sigue, que son allegados, amigos. De los locales que han estado cerrados en la pandemia, y ahora están con todo laburando y que siguen abriendo los espacios. Nosotros tenemos la suerte de tener el lugar servido. Que se pueda dar más apoyo desde la gestión cultural a las bandas locales, que son muchísimas".
 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!