BUENOS AIRES - Una pelea con palos, piñas y patadas entre dos familias ocurrió en un barrio privado de Tigre luego de que discutieran por un adolescente que paseaba a su perro sin la correa por las calles del country.

El altercado ocurrió en el exclusivo barrio San Isidro Labrador en la tarde del martes, aunque el hecho que dio pie al conflicto se había suscitado el lunes, cuando un joven estaba entrenando a su perro sin correa y un vecino le llamó la atención porque estaba muy cerca de su hijo de 12 años.

“Le pedí por favor que le ponga la correa al perro, ya que así son las reglas del barrio y porque además podía ser peligroso para mi hijo. Me respondió: ¿Vos quién carajos sos?”, contó Sebastián García a Clarín.

García le dijo que presentaría la denuncia correspondiente en la administración del country. El joven le respondió que no se hiciera problema y le advirtió: “Ahora voy a hablar con mi papá”. El joven se fue y parecía que la pelea había terminado, pero el martes a la mañana regresó junto a su padre con el objetivo de agredir a García.

“El hombre me golpeó a mí y el hijo le pegó a mi esposa”, contó García. La pelea fue captada por el celular de la mujer, quien lo dejó filmando previendo lo que podía ocurrir.

En un momento de la pelea incluso interviene la empleada doméstica de los agredidos, quien sale con un escobillón y comienza a pegarle a los agresores. Otros vecinos del country también se acercaron al lugar para frenar las agresiones. 

Según contó el hombre agredido, su mujer sufrió un golpe muy fuerte en el cuello y otro en la muñeca derecha, por lo que debió ser atendida en un centro de salud de la zona. Luego radicaron una denuncia por lesiones en la comisaría de Villa La Ñata, en el Partido de Tigre.

Fuente: Clarín / TN / Quá Pasa