COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Este miércoles el tránsito en la zona céntrica de Comodoro estuvo trabado desde las primeras horas de la mañana, incluso antes de que comenzara la jornada comercial. Luego de un fin de semana largo, es usual que la actividad retome con mayor intensidad, aunque en esta oportunidad varios factores se combinaron para convertir al centro en el epicentro del caos.

Luego del lunes y martes sin actividad bancaria, los vencimientos que operan a principio de mes se juntaron obligando a muchos a realizar trámites y pagos en las entidades financieras ubicadas en el radio céntrico.

A esto se sumó también el pago de cuotas y créditos en locales comerciales, de telefonía o tarjetas de crédito.

Miércoles de furia: ¿por qué colapsó el centro de Comodoro?

Además, las compras rezagadas de aquellos que descubrieron que necesitaban algún elemento para completar el armado del arbolito de navidad, que tradicionalmente se realiza el 8 de diciembre, provocaron que la afluencia de personas a los locales comerciales del rubro sea mayor a la acostumbrada.

También hay que tener en cuenta que diciembre es un mes en donde las ventas se aceleran y se espera que este año se repita esta situación, aunque morigerada debido a la crisis provocada por el aislamiento que impulsó la pandemia de coronavirus. En menor medida que otros años, los comerciantes estiman que desde la primera semana las ventas -y con ello la concurrencia de clientes a los distintos comercios- irá en aumento.

En este escenario, complica aún más las cosas la existencia de calles cortadas que reducen las salidas y accesos en todo el radio céntrico, producto de las obras viales que el municipio está realizando, que impiden un tránsito fluido y en muchos casos obligan a maniobras imprevistas a los conductores más distraídos, que tienen que "recalcular" sus rutas al llegar a un acceso bloqueado.