COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La explosión del consumo casero de banda ancha alertó al Enacom, la agencia reguladora del servicio, que pidió el uso racional de internet.
El confinamiento que plantea la cuarentena obligatoria aumentó el uso a través de computadoras y teléfonos, principalmente en el uso de plataformas de streaming y de videos.


Enacom difundió 7 recomendaciones de uso responsable de internet, para evitar un colapso de la misma:

1. Utilizar líneas fijas para llamada de voz

2. Utilizar SMS en vez de WhatsApp para mensajería instantánea

3. Evitar las comunicaciones vía streaming o videollamadas y de ser necesario minimizar la calidad de transmisión

4.  Evitar el envío de materiales que no son de suma necesidad

5.  Ser precisos en los mensajes para evitar idas y vueltas innecesarias

6.  Utilizar racionalmente plataformas en línea que implican gran consumo en la red

7.  No viralizar cadenas o informaciones no verificadas

SOLO seguir las recomendaciones brindadas por organismos oficiales del gobierno nacional, provincial o municipal

Al pie de las recomendaciones figura el lema “Comunicación responsable” y el nombre del presidente de Enacom, Claudio Ambrosini. En diálogo con Infobae, Ambrosini señaló que si bien la cuarentena empezó el viernes, Enacom detectó a partir del sábado un gran consumo de las plataformas de streaming, la principal demandante de los servicios de “banda ancha” que proveen las empresas de telecomunicación.

El  aumento se notó mas fuerte en el uso de WhatsApp, debido a que durante el confinamiento la gente aumentó la cantidad de memes y, en particular, videos que envía por ese medio.

“Por eso apelamos a recomendaciones sencillas: para hablar, mejor usar usar línea fija; para algo que no exige respuesta inmediato, mensaje de texto en vez de WhatsApp; y no usar grupos de WhatsApp a menos que sea necesario”, reiteró Ambrosini.

Entre las recomendaciones figuran las de no viralizar cadenas o informaciones no verificadas, seguir solamente aquellas brindadas por organismos oficiales e ignorar a los aprendices de brujo que proliferan en la red. Aunque esa recomendación es más de salud mental que de consumo de ancho de banda. “Tiene que ver, más que nada, con evitar el pánico”, explicó Ambrosini.

Chubut, tal como informó ADNSUR, tampoco  es ajena al fenómeno mundial que marca un notable incremento de consumo de datos en los hogares, producto del encierro que generan la cuarentena y el aislamiento obligatorio.

A la demanda habitual de productos de entretenimiento, se suman ahora el flujo de datos producto del teletrabajo desde las casas y la descarga de tareas on line para los alumnos que implementa el sistema educativo.

El trabajo de quienes proveen este servicio fue considerado esencial por el gobierno nacional durante la pandemia, y se consensuó un protocolo para quienes deben ingresar a los domicilios particulares a realizar las conexiones o el mantenimiento.

Según un relevamiento de ADNSUR, la demanda en Chubut ya alcanza niveles nunca vistos en los primeros días de la cuarentena, y se espera que crezca aún más a medida que aumenten las restricciones de circulación.