COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El micro, estacionado en las afueras del Hospital Regional con todos sus pasajeros, y escoltado por dos móviles de Gendarmería Nacional, disparó rápidamente el alerta de la comunidad. Sin embargó, Monasterolo indicó que "podría decir que fue un exceso de prevención por parte del personal de Gendarmería y del Módulo Norte",

Recordó que desde este viernes "se está aplicando una declaración jurada de salud a todos los vehículos que atraviesan los módulos norte y sur".

Monasterolo relató que en el colectivo venía una pasajera proveniente de España, y que eso provocó que los pasajeros se asustaran. "Es un micro de Vía Bariloche que salió de Retiro el jueves, que venía con una pasajera proveniente de España. Cuando se enteró su compañera de asiento dio alarma al resto y a la pasajera se la bajó en Olavarría, donde la evaluó el sistema de salud y se verificó que no tenía ningún síntoma", detalló.

Señaló que "la señora ya está en su domicilio. El micro fue desinfectado y continuó viaje", mencionando que "cuando salió de Trelew nos avisaron de la empresa, desde Epidemiología se les explicó la medida a adoptar: dado que la pasajera no tenía algon síntoma ellos no eran pasajeros con nexo epidemiológico por lo que no había que hacer ningún aislamiento preventivo, y que estaban dadas todas las condiciones para que continuaran cada uno a su lugar de origen".

"No obstante, había en la declaración jurada de salud un pasajero que mencionó sentirse afiebrado, pero esto por si sólo no es un signo epidemiológico a tener en cuenta si no está acompañado por tos, o dificultades al respirar, o dolor de garganta", agregó.

Por este motivo, en el Módulo norte "se los retuvo, se los informó, el 107 se comunicó con el módulo y se les dijo que continuaran su camino, tomando los datos al pasajero que indicaba sentirse con fiebre para hacerle un seguimiento", pero que "Gendarmería decidió escoltar al micro completo hasta el hospital y que se interviniera con todos los pasajeros y los choferes".

"Eso es justamente lo que decíamos hoy que no había que hacer: debemos evitar que las personas -si sospechamos que tienen algún síntoma de coronavirus- lleguen a las guardias, lo que tenemos que hacer es atenderlas en sus domicilios y aislarlas", enfatizó Myriam Monasterolo, directora del Área Programática Sur de Salud. Consideró que la actuación de Gendarmería fue "una alarma y un exceso de prevención", y reconoció que "evidentemente debemos seguir aceitando el protocolo y trabajando muy articuladamente con todos los agentes para evitar que se vuelvan a repetir situaciones así".