MIAMI - Si bien se sabe que las ardillas están acostumbradas a la presencia y la atención de los humanos, que les sacan fotos y dan de comer, en esta ocasión una de ellas fue aún más allá con la confianza y se animó a pedirle agua a un humano.

En un video grabado en Estados Unidos, que rápidamente se hizo viral días atrás, se puede ver cómo uno de estos pequeños animales encontró la forma de hacerse entender para pedirle agua a una persona.

Después de beberse toda la botella y calmar la sed, la ardilla se fue tranquilamente, dejando a los testigos sorprendidos por su ingenio, según publicó RT en Español.