Wanda Nara siempre fue una figura escandalosa y una vez más lo ratificó. Luego de varios idas y vueltas, muchas crisis de pareja junto al futbolista, la empresaria argentina parece tener un poco de más de estabilidad y está completamente enfocada en su familia y su trabajo. 

En este sentido, no tolera más las criticas y salió a contestarles a todos los que hablan mal de ella.

Tras la firma de Mauro Icardi con un el Galatasaray, la familia debe instalarse en Estambul. Wanda, cansada de que la tilden de “vividora”, contó de todo lo que se está encargando en esta magnífica mudanza. “Como toda mamá, como hace cualquier madre de un marido que cambia de ciudades o trabajo, mi parte de contener, de acompañar”, inició en sus stories.

“De anotar a los chicos en el colegio hacer mudanza, buscar casa, etc. Lo hago de la mejor manera y soy yo quien arrastra el camión de la mudanza de mi casa”, continuó.

 “Estoy haciendo además la parte contractual, la parte emocional, emotiva, y todo eso. Entonces que algunas mujeres critiquen a una mujer de la cual yo siento que voy a ser ejemplo para mis hijos, me parece que deberían hacer algo con sus vidas”, añadió.

Wanda Nara les respondió a quienes la trataron de "vividora": "Si viviera de la tarjeta de mi marido..."

Además, contó que le espera un futuro muy cómodo a sus hijos y nietos: “Con 35 años logré que todos ellos puedan vivir sin trabajar. Mis hijos y sus hijos. No quiero que el día de mañana yo me muero y venga un fracasado de la vida y les diga a mis hijos que no trabajen. Me parece que la vida se trata de seguir creciendo, siempre se puede ir por más”.

Si viviera de la tarjeta de mi marido encerrada en mi casa, yendo al super y viniendo, no hay margen de error. Prefiero tener otro tipo de vida. Prefiero equivocarme por hacer cosas de mi vida, que quedarme en un sillón criticando la vida de los demás sin hacer nada”, concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!