BUENOS AIRES (ADNSUR) - Las reposeras marca Chilly son un emprendimiento de tres amigos y compañeros de la carrera de Diseño Industrial de la UBA, que pensaron crear un producto mejorado para ir a tomar mates al río, en San Isidro, después de juntarse a hacer los trabajos prácticos.

Tres estudiantes de Diseño Industrial decidieron crear una novedosa reposera portatil, que hoy factura millones de pesos.

"El producto surge de una charla de mate. El club al que íbamos tenía reposeras con este formato al piso con respaldo y nos dijimos ´¡Che, podrían estar mejor!´. Entonces comenzamos un proceso como el que nos enseñaban en la facultad con otros productos para rediseñarlas y mejorarlas", explicó a La Nación, Facundo Moro, de 30 años, uno de los tres socios de la marca, junto a Segundo Fernández Madero, de 32, y Diego Zimmermann, de 34.

Lo primero que sumaron es la correa para transportarlas como un bolso, luego hicieron las colchonetas más mullidas y buscaron telas impermeables para que el material no se ponga feo si uno se sienta mojado. Y la estructura de madera de eucalipto con bulones de acero inoxidables también es a prueba de agua.

En cuanto a los llamativos diseños de las reposeras, en un principio eran lisas pero cuando consiguieron hacerlos buscaron la colaboración de artistas de la talla de Milo Lockett.

"Armamos unas 10 para el Día de la Madre de octubre de 2010 y tuvimos tan buena repercusión que hicimos 100 para la Navidad de ese año y las vendimos todas en una feria. Ahí nos dimos cuenta de que el producto tenía salida", contó Moro.

Luego conformaron una SRL y tuvieron una primera gran venta a una compañía que ordenó 400 reposeras. Consultado por la inversión inicial, Moro dijo que recibieron la ayuda de sus familiares y amigos y durante los dos primeros años ninguno de ellos cobró un peso. “Hoy sí tenemos nuestro sueldo, pero seguimos reinvirtiendo". Cerraron 2018 con una facturación aproximada de $8 millones.

Hoy, tienen una cartera ampliada de productos con bolsos materos y accesorios como termos y parlantes.