Ante el alerta mundial por la nueva cepa Ómicron de covid-19, el Gobierno Nacional dispuso nuevas medidas y restricciones para viajeros provenientes de África. En este marco, el viernes amarró un crucero con 300 pasajeros en el puerto de Buenos Aires que no fue considerado como proveniente de un país de riesgo porque las autoridades sanitarias se confundieron, creyendo que venía de Asia cuando Cabo Verde está en el continente africano.

Posteriormente, trascendió que uno de sus pasajeros tenía coronavirus, lo que fue desmentido por la ministra de Salud Carla Vizzotti, que argumentó que se realizaron testeos de PCR a la totalidad del pasaje, siendo todos negativos.

El buque tenía algunas escalas previstas, como Montevideo y Mar del Plata, que ya fueron desactivadas, pero la compañía naviera informó que si las autoridades sanitarias lo habilitan continuará con sus escalas en el sur del país, en Puerto Madryn y Ushuaia.

Al respecto, el ministro de Salud de Chubut, Fabián Puratich, sostuvo que en cualquier caso se aplicarán todos los protocolos vigentes y aprobados, remarcando que se realizará lo necesario "para cuidar a nuestra ciudadania, será muy egoísta lo mío, pero yo quiero cuidar a los chubutenses"

Indicó que este lunes "hubo una serie de informaciones cruzadas, quedó claro que no hay casos positivos arriba del crucero, hacía mas de seis días que estaban arriba del barco, se testeo a todos y todos dieron negativos, entonces hay que llevar un poco de tranquilidad con eso también."

Si bien no hay datos ni precisiones sobre la llegada del barco a puerto chubutense - o confirmación de si hará escala en Puerto Madryn-, Puratich indicó que se trabajará junto a Sanidad de Frontera e intendencia "para ver el operativo, hay que ver si van a descender o no, y en función de eso diseñaremos la estrategia... Madryn es una escala, porque siguen viaje".

"Los protocolos ya están diseñados, están los corredores seguros, el requisito para subir a los cruceros es que estén vacunados y tienen una PCR previa, y tienen la realizada hoy", mencionó, señalando que "dentro de 72 horas no tienen sentido repetir el testeo, eso está comprobado".

Además, recordó que las medidas apuntan a que los pasajeros tampoco se contagien cuando bajen del crucero, "porque sería muy grave, que se contagien acá en tierra y después tener en un foco en un barco con tanta cantidad de pasajeros".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!