COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR / Escuchá el audio) - El ministro de Salud de Chubut, Adrián Pizzi, indicó a Actualidad 2.0 que se le reclamó al Gobierno Nacional por la falta de envío de insumos, remarcando que "no sólo es lo que Salud de Nación nos tendría que proveer, sino que hay una realidad nacional" y advirtió: "de persistir en esta situación vamos a entrar en un desabastecimiento de los sistemas de salud provinciales".

Se refirió a que por la situación económica nacional, la devaluación y la disparada del dólar "no podemos comprar, los proveedores no entregan y prefieren bajarse de las licitaciones; no se puede garantizar la compra porque -por cuestiones de mercado- no se está vendiendo".

Indicó que se reunió "al menos con cuatro ministros de Salud de otras provincias, y vienen teniendo el mismo problema", y que en los próximos días se reunirá con otros de sus pares, a fin de tomar en conjunto una "decisión política" al respecto. En este sentido, remarcó la necesidad de que la Secretaría de Salud de la Nación vuelva a convertirse en Ministerio y se tomen rápidas medidas para salvar la situación que atraviesa el país.

Falta de insumos en Comodoro

En el caso del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, Pizzi señaló que "se da una mezcla de cosas que hacen un cóctel peligroso y confuso", y apuntó que "el 23 de este mes está llegando el nuevo tomógrafo, algo que venimos gestionando hace tiempo".

En cuanto a los insumos, mencionó que impactan negativamente el aumento de precios y la negativa de los proveedores a vender en función de una estrategia de mercado, al tiempo que recordó que "en un Hospital tan grande como el de Comodoro siempre, hasta en las mejores épocas, algo ha faltado".

Por otro lado, valoró las reasignaciones presupuestarias -aprobadas por la Legislatura Provincial hace un par de semanas-, con lo que "el problema no es que el Hospital no tiene recursos; el problema es más del contexto de mercado", enfatizó.

Sobre las medidas de fuerza y retención de servicios que llevan adelante los trabajadores estatales- y que incluye al sector sanitario- el ministro señaló que "en salud, el reclamo tiene un límite porque se trata de un servicio escencial, y hay una serie de cosas que no se pueden suspender". Consideró legítimo el reclamo "porque se trata de algo tan delicado como son los salarios" , y valoró que "más allá de los reclamos, el personal de salud siempre termina respondiendo".

"Estamos en un escenario muy complicado, por el condimento local, por la realidad salarial de los trabajadores, y por la situación nacional, que va a afectar a todas las provincias", sintetizó.

"Se ha pedido a los dirigentes gremiales que hagan una mesa de concertación local" para regularizar la atención en el servicio de salud, agregó.

Finalmente, aseguró que "nunca presenté mi renuncia. Que uno baje la guardia en algunos momentos no quiere decir que tire la toalla", y consideró que "en este año y medio hemos tenido allgunos logros destacables, como la cobertura del 100% del interior, y la renovación del parque automotor".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!