RAWSON (ADNSUR) - Después de 16 meses del hundimiento del buque pesquero Rigel en cercanías a Punta Tombo (Chubut), por pedido de las familias la justicia ordenó volver a buscar los restos del barco y los cuerpos de sus tripulantes.

El juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, le comunicó a los familiares de los marineros desaparecidos en el hundimiento del buque, ocurrido el 9 de junio de 2018, que ordenó de manera urgente al Jefe de Gabinete del Gobierno nacional que arbitre todos los medios necesarios del Estado o de terceros, para realizar una completa inspección interna y externa del barco.

La medida está dirigida a recoger toda la información inherente a la causa y las circunstancias que rodearon el siniestro, informó Clarín. Respecto de las víctimas, sólo se encontró el cuerpo del capitán y restan hallar los cuerpos de las ocho víctimas del siniestro y el barco que, estiman, se encuentra a 93 metros de profundidad.

Los familiares de los marineros desaparecidos se manifestaron en las calles de Rawson y se dirigieron hacia el Juzgado Federal, donde fueron recibidos por el juez Lleral, quien les confirmó la resolución tomada para avanzar en la investigación sobre las causas del hundimiento.

Viajaron hasta Rawson Guillermina Godoy, madre de Nahuel Navarrete; Estela Vázquez y Hugo Amadeo, padres de Jonathan Amadeo; Mirta París, madre de Cristian Osorio; Rosa Acosta de Luciano Mieres y Albertina Nuñez de Fabián Rodríguez.

Guillermina Godoy confirmó que ya se labró el pedido al Ejecutivo Nacional para que arbitre los medios. En ese sentido, pidió: “Que bajen los buzos a buscar los cuerpos de nuestros hijos. Eso es lo que estábamos pidiendo como mamás”.

“Hoy somos cinco mamás que estamos representando a las ocho y a muchas más mamás, porque una vez que se sienta precedente, al buscar a uno van a tener que buscar a todos; una vez que responsabilicen a uno, van a tener que culpar a todos. No siempre es el mar o el temporal el culpable”, afirmó Godoy.

La madre de Nahuel Navarrate recuerda que la noche que salió el Rigel de Mar del Plata ella estaba allí, despidiendo a su hijo y detalló: “El buque salió roto, están las pruebas, tenemos los videos, los audios de que estaba roto. Ese barco no debería haber llegado acá porque estaba roto, hasta las 22:40 estuvo roto y a las 23 lo dejaron salir”.

Además, afirmó que “Prefectura nunca subió a inspeccionarlo”, y reclamó: “E Estado es responsable porque delega en Prefectura toda la autoridad y por acción u omisión, Prefectura es responsable, los empresarios son responsables, pero para que eso se cumpla tienen que tener condena, hay culpables que tienen que responsabilizarse”.

El buque había zarpado del puerto de Mar del Plata el 5 de junio de 2018 con una tripulación compuesta por el capitán Salvador Taliercio, el segundo patrón, Rodrigo Sanita, el jefe de máquinas, Néstor Rodríguez, el auxiliar Cristian Osorio y los marineros Rodrigo Blanco, Jonathan Amadeo, Nahuel Navarrete, Carlos Daniel Rodríguez y Luciano Mierez.

El sábado 9 la embarcación dejó de emitir señal a las 4.30 de la madrugada en cercanías a Punta Tombo, al día siguiente fue encontrado el cuerpo del capitán y el 1º de julio se ubicó el casco del Rigel a 93 metros de profundidad.