COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR / Escuchá la entrevista) - La fisura labio-alvéolo-palatino, la segunda malformación congénita más frecuente, necesita un tratamiento desde el momento del nacimiento y hasta los 18 o 20 años, para que no se convierta en una discapacidad. En diálogo con Actualidad 2.0, el padre un niño con esta patología explicó que el comité médico que trabajaba en la rehabilitación de la misma les informó la imposibilidad de seguir atendiéndolos a partir del 1 de agosto, con lo cual 80 niños sin obra social verían interrumpido su tratamiento.

Lucio Navarro es padre de uno de tantos niños que nacieron con fisura labio-alvéolo-palatino. Relató que hace unos 20 años que funciona un comité médico -que fue conformado por profesionales de planta del Hospital y contratados- de psicólogos, cirujanos, ortopedistas, fonoaudiólogos, "que trabajan en la parte de rehabilitación, y todo este tiempo lo han hecho ad honorem".

Explicó que el comité nunca estuvo conformado de manera oficial como un servicio más dentro del nosocomio, por lo cual han sufrido bajas de personal y carencias de insumos, incluso aplazamiento de las cirujías a los que los niños y adolescentes deben someterse.

"Hoy el comité prácticamente está desmantelado, no hay fonoaudiólogo, no hay psicólogo. Mandaron un mensaje que no podían seguir en estas condiciones e informaron a los padres que desde el 1 de agosto dejaban de prestar ese servicio, al menos en el Hospital, a los niños que no tienen obra social", sintetizó.

A pesar de que su hijo de 14 años queda sin tratamiento, Navarro no apunta hacia los profesionales médicos, sino a la falta de desición política del Gobierno de la Provincia de conformar un Servicio Médico de forma organizada, para que reciban fondos e insumos que les permitan brindar el servicio. "La gota rebalsó el vaso y (los médicos) han dicho 'acá nos plantamos, porque necesitamos que Provincia brinde un servicio como lo hace en el Hospital de Madryn', que tiene un equipo con más de un profesional de cada disciplia".  "Necesitamos que se reconozca esto en Comodoro, que tenga los insumos necesarios", reclamó.

Navarro indicó que tras conocerse el corte de atención un grupo de padres fue recibido este martes por la directora del Hospital Myriam Monasterolo, donde abordaron este tema y el incumplimiento de un acuerdo verbal que facilitaría el acceso al quirófano para que estos niños se realicen las operaciones necesarias durante su tratamiento.

"Las operaciones de los niños, que son importantísimas, no es algo de urgencia inmediata, pero si no se hace en el tiempo estipulado deja secuelas. Hoy el niño tiene una patología que se puede revertir, pero si no se hace el tratamiento en tiempo y forma se puede convertir en una discapacidad", remarcó, y agregó que "no se cumplió ese compromiso y hoy tenemos15 niños en lista de espera para esas operaciones"

Navarro informó que Monasterolo les aseguró que convocaría al comité para revertir la situación, y los padres tienen previsto -además- reunirse con el monistro de Salud Adrián Pizzi el próximo15 de agosto cuando visite Comodoro.