TRELEW - A través de la línea provincial 137 para la denuncia de Violencia Familiar Chubut recibe diariamente cinco llamados. Lo realicen las mismas víctimas o algunos de sus familiares o amigos. Suele predominar la “violencia psicológica”, aunque también se acude al asesoramiento por mujeres que han sido golpeadas.

En marzo del año pasado se puso en marcha la línea provincial, que existe sólo en otras dos provincias además de Chubut. Sirve para complementarlo con el 144, que es la línea nacional para realizar las denuncias que luego son derivadas a las respectivas localidades.

Esta primera forma de contacto es utilizada para el asesoramiento, tener un apoyo y saber dónde recurrir, para hacer la denuncia en la Comisaría de la Mujer o acercarse hasta la Fiscalía.

Si bien es muy variado, las llamadas que son atendidas en la provincia provienen de Comodoro Rivadavia, Sarmiento, Rawson u otros lugares del interior de la provincia como Gulajaina, Paso del Sapo y José de San Martín.

CÓMO FUNCIONA LA LÍNEA 137

En diálogo con FM Tiempo 91.5, la Directora de Equidad y Género de la provincia, Adriana Partucci, explicó cómo funciona la atención de línea 137, con un equipo de 8 profesionales, llamadas las 24 horas y coordinación con municipios y comunas.

“Esta línea está funcionando desde que se anuncio en marzo. Vos llamás a la Dirección y hay todo un equipo trabajando: está el abogado, la asistente social, la psicológica y una administrativa que lleva todo el registro de los llamados al 137”.

Sobre los lugares de dónde provienen las denuncias, afirmó que “la mayoría de la gente llama de Comodoro Rivadavia, Rawson, el interior de la provincia”.

Agregó que “tambien nos llegan llamadas desede lugares como Gualjaina, San Martín, Sarmiento. Y nosotros articulamos con las Comisarías de la Mujer, que nos van dando los registros en toda la provincia”.

Aclaró Partucci que “no solo lo puede hacer la persona (la denuncia) sino también un amigo, un pariente y no solo la víctima”. En relación a de quiénes reciben el llamado, explicó: “Te llaman familiares y las que más llaman son las víctimas que piden asesoramiento. Tampoco es fácil agarrar un teléfono y denunciar esto porque tienen miedo, miedo de volver a su casa”.

En ese sentido expresó que “las mujeres tienen que saber que tenemos derechos, leyes que nos amparan y no tenemos que permitir que nadie nos desvalorice. A que la mujer entienda y no se la puede obligar a hacer una denuncia. Es la decisión de ella, esta es una herramienta que hay que saber tomar”.

Adriana Partucci también se refirió a la polémica que reflejó Diario Jornada, donde la diputada provincial Estela Hernández aseguró que la línea provincial no funcionaba, contestó: “Me extraña y los que dicen que no se atiende la línea que se acerque a mi oficina y yo encantada les voy a mostrar cómo es el trabajo”.

“Me extraña que esto venga de Hernández porque me conoce hace años y sabe sobre mi trabajo y compromiso. Cualquier inquietud que venga a mi oficina”, insistió. Fuente: Jornada