COMODORO RIVADVAIA (ADNSUR) -  “Santa Cruz es la provincia patagónica que lidera los índices de violencia. Se mide a partir de contabilizar cuántas mujeres sufren situaciones de violencia por cada 100 mil mujeres habitantes de la provincia. Y Santa Cruz lo tiene más elevado que la provincia de Chubut”, manifestó el médico psiquiatra Leandro Dionisio ante los más de 25 efectivos policiales que asistieron a  la Formación en Tareas Preventivas que organiza Fundación Nuevo Comodoro.

La formación en Tareas Preventivas que apunta a otorgar a la Policía Comunitaria de Comodoro Rivadavia y la Guardia Urbana de Rada Tilly herramientas para la prevención de las adicciones.

En el segundo encuentro se abordó el manejo de conductas violentas, la violencia en la adolescencia, drogas y delincuencia. Femicidio: Violencia de género, violencia en la psicopatía. Manejo del enojo y emociones violentas.

“La desigualdad es uno de los factores que está en estudio respecto de por qué se produce la violencia. La gran discusión hoy es por qué en Latinoamérica -que es una zona joven respecto al resto del mundo y con bajos niveles de hacinamiento poblacional respecto de otras zonas- lidera los indicadores de violencia interpersonal. Es decir, nos referimos a hechos de violencia entre dos personas. Dentro de Latinoamérica, México, Brasil y Argentina están dentro de los países que tienen los indicadores más altos”.

Los datos para Patagonia son elocuentes: Santa Cruz es la provincia de esa zona que lidera los índices de violencia. Se mide a partir de contabilizar cuántas mujeres sufren situaciones de violencia por cada 100 mil mujeres habitantes de la provincia. Y Santa Cruz lo tiene más elevado que la provincia de Chubut.

Para Dionisio en el tratamiento de la violencia siempre se hizo mucho hincapié en los servicios educativos y de salud y el personal de seguridad se lo dejaba de lado. Desde hace un tiempo a esta parte, el personal de seguridad empezó a ocupar un rol preponderante porque no solo puede ser un preventor y detector eficaz de factores de riesgo, sino que es uno de los primeros que tiene contacto con la situación de violencia. Entonces la iniciativa de preparar a los recursos humanos y las personas que nos toca cuidarnos es fundamental”.