COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El subsecretario de Hidrocarburos, Carlos Lambré y el gerente de Petrominera, José Luis Esperón, se reunieron este jueves con diputados provinciales de los distintos bloques para presentar información en torno a la operatoria de traspaso de Pampa del Castillo, entre las compañías Enap y Capsa-Capex, lo que debe ser aprobado en el ámbito legislativo. El titular del FPV, Javier Touriñán, explicó en Actualidad 2.0 que la semana próxima habrá otra reunión para profundizar el análisis, pero confió en que en un plazo no muy extenso se podrá aprobar la operatoria para poner en macha nuevamente la producción en ese yacimiento.

“Nos han presentado información detallada, más allá de lo que ya conocíamos a través de los medios –comentó el legislador-; hay inversiones que debía realizar Enap y que no cumplió, porque tiene la voluntad de no continuar con esta concesión”.

Yacimiento Pampa del Castillo - Foto de archivo

Señaló que si bien la transacción se da entre privados, Legislatura debe aprobar lo actuado. En ese marco recordó entre otros temas que se modifica la participación de Petrominera, que había asumido un 12% de la sociedad a partir de la prórroga acordada en 2015, pero que a partir del nuevo acuerdo cederá un 7% a favor de Capsa. Al mismo tiempo, se condona una deuda de 2 millones de dólares que mantenía la empresa estatal por gastos operativos, además de que la cesión de 7 puntos tendría una valuación de 6 millones de dólares.

“Estamos haciendo un análisis más exhaustivo pero no creo que los plazos sean extensos –añadió-, hemos pedidos un dictamen de la Fiscalía de Estado sobre lo actuado para poder avanzar de ahí; igualmente el miércoles de la semana próxima volveremos a reunirnos para seguir el análisis”.

Actualmente, la actividad en Pampa del Castillo está paralizada, particularmente a partir de los efectos del temporal del año pasado y la decisión de Enap de desinvertir en el mismo.

“Vamos a tratar a hacerlo lo antes posible –indicó- y si todo va bien, en poco tiempo podríamos estar trabajándolo. Del pasivo ambiental se hace cargo la empresa que toma la operación y otro detalle interesante es que el convenio anterior sujetaba las actividades a que los ingresos no cayeron por debajo de 45 dólares por barril, pero ahora se ha quitado esa cláusula y más allá de que ahora el petróleo está alto, sabemos los vaivenes que puede tener el precio”.