ESPAÑA (ADNSUR) - El bisfenol A (o BPA por su sigla en inglés) se usa entre otros muchos productos, en botellas de plástico, el recubrimiento interno de las latas de conservas y,  en el papel térmico que se utilizan para los tickets de los cajeros automáticos, las cajas registradoras y posnet de las tiendas. 

El 90% de los comprobantes que se dan en los comercios contiene bisfenol A, un compuesto químico relacionado con el cáncer y la infertilidad, así lo asegura una investigación realizada por un médico español de la Universidad de Granada (UGR) Nicolás Olea  junto con José Manuel Molina.

Del estudio se desprende que 9 de cada 10 recibos que se entregan en comercios y supermercados están elaborados con papel térmico y contienen BPA, un conocido disruptor endócrino que altera el equilibrio hormonal de las personas expuestas a él y que se vincula con infertilidad, malformaciones genitourinarias, obesidad y cáncer en órganos dependientes de las hormonas, como el de mama.

Advierten que los tickets de cajeros y posnet contienen un peligroso tóxico

La industria utiliza este compuesto porque proporciona un plástico claro y resistente que se sigue utilizando para revestir algunas latas de alimentos y bebidas, en cubiertos y vajilla descartables, en equipos deportivos, en los CD y DVD, en las carcasas de ordenadores y electrodomésticos, y también en juguetes.

En Francia se prohibió en el 2014 al comprobar su impacto en miles de mujeres en edad fértil que eran cajeras. En 2019 el Tribunal General de la Unión Europea ordenó la inscripción del bisfenol A como "sustancia extremadamente preocupante" debido a sus "propiedades tóxicas" para la reproducción humana. Y en el 2011 la Unión Europea prohibió el uso de BPA en biberones para lactantes,medida que replicó la Anmat al año siguiente.

Sin embargo, no existen pruebas definitivas según la autoridad de control de Estados Unidos, la FDA, la que señala que lleva revisados cientos de estudios al respecto. Hay quienes relativizan el riesgo y lo consideran “despreciable” porque consideran que la exposición de la mayoría de personas a estos recibos es pequeña, indicó Telefe Noticias.

No obstante, la CE permite utilizarlo en materiales que están en contacto con los alimentos siempre que se mantenga por debajo de unos límites que evitan su filtración, restricciones que también se aplican a los juguetes para menores de 3 años.  Y en el caso del papel térmico, la CE estableció que este año se cumple el tiempo límite para prohibirlos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!