COMODORO RIVADAVIA (Por Raúl Figueroa / Especial para ADNSUR) - Un grupo de investigadores (*), docentes y alumnos de la departamento de Geología de la Facultad de Ciencias Naturales y Ciencias de la Salud, coordinados por el Dr.José Paredes, elaboró un documento, presentado en las recientes Jornadas “Todos por Comodoro”, con propuestas para atenuar el impacto de las lluvias en la ciudad, a partir de una evaluación en tiempo record de las siete cuencas de drenaje que desembocan y atraviesan el ejido.

El estudio, al que tuvo acceso ADNSUR, plantea alertas de 18 minutos, abordaje de cárcavas que siguen amenazando a la ciudad desde los cañadones y reformulación de la red pluvial de la ciudad, entre las recomendaciones a adoptar en el corto y mediano plazo para evitar nuevas graves consecuencias a partir de la variación del régimen de lluvias en la región. La construcción desordenada y el impacto de la industria petrolera, entre los causales del movimiento de sedimentos que semejó el efecto de un alud en la ciudad.

Una de las principales conclusiones  está referida a la cuenca de drenaje de los barrios Saavedra y km.3, en la que se determina que el tiempo de retardo del agua desde la cabecera hasta la desembocadura es de sólo 18 minutos, “por lo que cualquier intervención ingenieril que se realice en esta cuenca debe concentrarse en generar un sistema eficiente del agua, y producir un sistema de alertas tempranas que contemplen tiempos de resguardo de bienes y de personas que consideren estos plazos.

La intensa erosión generada en la avenida Fray Luis Beltrán en el acceso al Barrio Médanos ha estado fuertemente condicionada por (1) la ubicación previa de un cañadón en la posición actual de la avenida, y 2) la falta de revestimiento de hormigón de los márgenes del asfalto, que inició un proceso de carcavamiento en el margen de la avenida que provocó el colapso gravitacional de la misma durante el desarrollo de la tormenta”.

REDISEÑO DE PLUVIALES

Los sistemas fluviales que surcan la ciudad de Comodoro Rivadavia son de tipo efímero, es decir que sólo presentan descarga acuosa de forma eventual y episódica. Sin embargo, las precipitaciones extremas de fines de Marzo de 2017 dejaron en evidencia que los caudales de diseño de las obras de evacuación deberían ser revisados, ya que la mayoría de ellas fueron superadas y destruidas.

De las redes de drenaje analizadas en la zona urbana y peri-urbana de Comodoro Rivadavia, la mayoría de ellas sufrió algún tipo de endicamiento –en referencia a la formación de lagunas artificiales por acumulación de agua, impedida de circular- en sus zonas bajas durante la tormenta. Por este motivo, los cauces alcanzaron profundidades y anchos anormalmente elevados durante la tormenta.  

En el caso de la red de Km.8-Restinga Alí, la escorrentía durante el 30 de marzo superó ampliamente la capacidad evacuadora del pluvial bajo la ruta Prov. N°1 y el terraplén de la ruta generó endicamiento. Algo similar ocurrió en el pluvial de la calle Quintana al colapsar su capacidad evacuadora con la lluvia del Miércoles 29 a la tarde, en su paso bajo la ruta Nac. N°3. También el Arroyo la Mata aumentó su nivel de forma anormal a raíz de la contención que hizo el separador de carriles dispuestos sobre la ruta Nac. N°3, a pocos cientos de metros de la rotonda entre las rutas 3 y 26. Una de las pocas obras que soportó la energía y el caudal durante la tormenta fue el puente dispuesto sobre el arroyo Belgrano en la ruta Prov. N°1, en el ingreso sur del barrio Presidente Ortiz.

FORMACIÓN DE CÁRCAVAS: EL ORIGEN DE LA ARENA QUE TAPÓ VARIOS BARRIOS

Otro de los problemas advertidos en el trabajo es la formación de cárcavas de hasta 10 ó 12 metros de profundidad, explicándose además que la formación de estas “zanjas” de gran magnitud explican el depósito de arenas en los barrios de la zona sur de la ciudad, en volúmenes superiores los 70.000 metros cúbicos:

Las pendientes elevadas de las laderas que rodean a la ciudad y barrios de la ciudad (por ejemplo Laprida, Cerro Solo, Los Tres Pinos) favorecen el desarrollo de los procesos erosivos por carvacamiento. (…).  En los alrededores de Comodoro Rivadavia, la cubierta edáfica y el relleno aluvial-eólico-coluvial que cubre a las rocas sedimentarias de las Formaciones Chenque y Santa Cruz alcanza en ocasiones un par de decenas de metros de potencia, y la magnitud de la profundización de las cárcavas generó incisiones que superan en muchos casos los 10 metros de relieve vertical, tanto en la zona urbana como en la zona peri-urbana, formando cárcavas incluso en zonas muy próximas a las cabeceras de las redes de drenaje”.

“Este proceso de profundización y desplome con aumento creciente de la cantidad de sedimento en transporte ha sido el responsable del traslado de miles de metros cúbicos de areniscas finas-muy finas que arribaron a los barrios de la Zona Sur durante la etapa final de la lluvia, que ocurrió entre el 06 y 08 de abril de 2017. De la observación de cárcavas que se crearon y profundizaron en la parte alta de las cabeceras del arroyo de la Quinta y su comparación con imágenes de antes de la tormenta, se ha reconocido cárcavas que alcanzan 870 metros de longitud y hasta 12 m de incisión, responsables de la removilización de más de 70.000 m3 de sedimento arenoso”.

Un aspecto particularmente alarmante es la actual disponibilidad dentro de los cañadones de volúmenes de sedimento mucho mayores a los que existían de forma previa a las tormentas de marzo-abril, por lo que se recomienda tomar medidas en el corto plazo para evitar su traslado a la ciudad durante futuras precipitaciones muy intensas o extremas.

Entre las recomendaciones se menciona la construcción de estructuras para retardar impactos de agua, colocación de rocas y revegetación de las áreas, además de canales artificiales para desviar flujos de las zonas proclives a generar cárcavas.

 

(*) Paredes, J.M., Ocampo, S.M., Foix, N., Olazábal, S.X., Fernández, M.A., Montes, A., Castro, I., Maza, W., Allard, J.O., Rodríguez, S., San Martín, C., Simeoni, A., Mendos, G., Quagliano, J.A., Turra, J.M., Maino, J., Sánchez, F., Valle, M.N., 2017. Sistemas fluviales efímeros e inundaciones repentinas de la ciudad de Comodoro Rivadavia: causas, procesos y mitigaciones. Informe Técnico FCNyCS. UNPSJB, p. 1-44. Comodoro Rivadavia.