Carla Vizzoti, la secretaria de Acceso a la Salud, rompió este domingo la monotonía de sus habituales informes sobre la situación del Coronavirus en todo el país al anticipar la prohibición que regirá, a partir de un decreto que firmará mañana el presidente Alberto Fernández, sobre las reuniones sociales.

Si bien en muchos lugares del país los encuentros estaban prohibidos y eran plausibles de sanciones penales, en distintas localidades de Chubut sí se podían realizar.

Más allá de los vaivenes que se fueron produciendo a partir del crecimiento de casos en distintas zonas, algunas localidades o regiones fueron habilitándolas o restringiéndolas según la situación sanitaria.

Ahora, en cambio, la medida nacional directamente le pone un mismo freno en todo el país.

Al justificar la medida, Vizzoti hoy destacó que “tenemos 85% de nuevos casos y 83% de personas internadas en el AMBA. Ese porcentaje en el último mes era muy superior al 90% lo que demuestra que tenemos provincias que no tenían casos y que ahora tienen brotes y transmisión comunitaria”.

“Todo el tiempo decimos que esta situación es muy dinámica, requiere un monitoreo, evaluación y consenso permanentes, en relación a las medidas a implementar y los pasos a seguir. Esos consensos son muy amplios, participan las sociedades científicas, el consejo de expertos, las jurisdicciones y los municipios”, añadió.

Y al avanzar en el tema, dijo: “Las actividades con protocolos específicos generalmente son cumplidas y minimizan la posibilidad de transmisión. Las situaciones de aumento del riesgo de la transmisión son dentro de ámbitos laborales, aunque tengamos y cumplamos los protocolos, ocurren en los momentos de descanso y de comida, y en las reuniones sociales, tanto en los lugares donde están autorizadas como en los que no”.

Finalmente, al dar pie al anuncio del decreto, explicó que se fueron registrando más casos en las zonas en las que se habilitó la circulación comunitaria.

“Es por eso -anunció Vizzotti- que en el DNU de mañana, en esta nueva normativa y por estos quince días hasta el 16 de agosto, se van a suspender y restringir las reuniones sociales en todo el territorio nacional”.

Desde mañana, las ciudades del territorio nacional que no se encontraban en aislamiento social, preventivo y obligatorio, deberán atenerse a la resolución del Ministerio de Salud en consenso con el consejo de expertos y las autoridades provinciales: la suspensión de las reuniones sociales.